INTERNACIONAL VISITA DE LUJO

Merkel sabe cómo endulzar al Papa: alfajores y dulce de leche

Francisco recibió en el Vaticano a la canciller alemana para analizar el acuerdo sobre el cambio climático del G7. Pero la sorpresa estuvo en los regalos.

Tras la controvertida reunión del G7 -y la salida de EEUU del acuerdo- la canciller alemana visitó al Papa.
Tras la controvertida reunión del G7 -y la salida de EEUU del acuerdo- la canciller alemana visitó al Papa. Foto:AFP.

Luego de una llegada repleta de obsequios entre los que había alfajores y dulce de leche, el papa Francisco recibió hoy en el Vaticano a la canciller alemana Angela Merkel, para destacar la "importancia del acuerdo de París" sobre cambio climático suscripto en 2015 y rechazado recientemente por Estados Unidos. 

Ambos lideres, que se reunieron por 38 minutos en la biblioteca del Palacio Apostólico, remarcaron su compromiso con "un mundo multilateral" y repasaron la agenda de la próxima cumbre del G20 que se realizará en julio en Hamburgo. 

Tras unos breves saludos mutuos en alemán y los obsequios presentados por Merkel -alfajores Cachafaz y dulce de leche San Ignacio-, la canciller destacó la "importancia de los acuerdos internacionales" para "darle un rol central a África, un continente vecino". "Es un pecado que Estados Unidos haya salido de los acuerdos de París", agregó Merkel sobre la reciente decisión anunciada por el mandatario norteamericano Donald Trump.

Esta es la quinta vez que se los dos se reunén en el Vaticano. Francisco comenzó dando las condolencias por el fallecimiento del excanciller alemán Helmut Kohl, según aseguró la canciller a periodistas tras el encuentro.

Por su parte, Francisco, le regaló tres de sus escritos y le dio copias en alemán de sus documentos más importantes: la encíclica Laudato Sí, sobre el cuidado de la casa común, y las exhortaciones apostólicas Amoris Laetitia y Evangelii Gaudium.