INTERNACIONAL ANIBAL PEREZ-LIÑAN


México anunció que extraditará al Chapo Guzmán a EE.UU.


Foto:Cedoc Perfil
Agencias
El gobierno de México anunció ayer que extraditará a los Estados Unidos al narcotraficante Joaquín “el Chapo” Guzmán. La Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) informó la decisión en un comunicado. El jefe del Cartel de Sinaloa, que fue trasladado el 7 de mayo del penal del Altiplano a uno ubicado en Ciudad Juárez, será juzgado por varios delitos en dos cortes de ese país, una de California y otra de Texas.
“Las solicitudes de extradición presentadas por el gobierno estadounidense cumplen con todos y cada uno de los requisitos previstos en el Tratado de Extradición bilateral”, aseguró la Cancillería azteca. “El gobierno estadounidense proporcionó las garantías suficientes de que no se aplicará la pena de muerte al señor Guzmán”, agregó, en un esfuerzo por cumplir con el derecho internacional.
El gobierno de Enrique Peña Nieto recordó que el Chapo, quien se escapó de dos penales mexicanos de máxima seguridad desde 2001, puede recurrir a amparos para objetar estas resoluciones, de conformidad con lo establecido en la Ley de Extradición Internacional. La defensa del narcotraficante tiene treinta días para presentarlos, lo que podría alargar el proceso por varios meses. Una vez resuelto el amparo, Guzmán tiene derecho a una revisión, la cual podría llevar el asunto hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación para decidir sobre la constitucionalidad de la extradición.
La Cancillería precisó ayer que una vez que “los acuerdos queden firmes y ejecutables”, será la Procuraduría General de la República (PGR) la que “procederá, en su caso, a la entrega del reclamado a las autoridades estadounidenses que sean designadas para tal efecto”.
El capo afronta, en la Corte Federal de Distrito para el Distrito Oeste de Texas, cargos por asociación delictiva, contra la salud, delincuencia organizada, posesión de armas, homicidio y lavado de dinero. En tanto, en la Corte de Distrito de Estados Unidos para el Distrito Sur de California es acusado de asociación para importar estupefacientes y posesión con la intención de distribuir cocaína.
El Gobierno mexicano se oponía a la extradición del capo, pero después del escándalo desatado por su segunda fuga en julio de 2015 a través de un túnel de 1,5 kilómetros desde su celda, cambió de opinión. Unos días después de su recaptura, en enero pasado, el presidente Peña Nieto dijo que se trabajaba para acelerar el proceso de entrega a la nación vecina.

Redacción de Perfil.com