INTERNACIONAL REFUGIADOS

Mil millones de euros de la UE para deportar a inmigrantes

La inédita cifra agilizaría expulsiones fuera de la frontera de los “sin papeles”. En Austria,  tres niños graves por otro traslado irregular.

Foto:AFP

agencias
Berlín

La crisis inmigratoria conmueve al mundo, pero no a las autoridades de Europa. La policía interceptó ayer otro camión en Austria con 26 refugiados, de los cuales tres eran niños y tuvieron que ser hospitalizados, días después de que 71 migrantes fueran hallados muertos en un vehículo abandonado. Ante la gravedad de la situación, la Comisión Europea anunció que aportará alrededor de 1.100 millones de euros para un fondo fiduciario europeo africano que sirva para gestionar la crisis de los refugiados. Paradójicamente, ese dinero no será destinado a mejorar las condiciones de vida de los inmigrantes, sino para facilitar su repatriación a sus países de origen.

El semanario alemán Der Sipegel informó, citando fuentes del gobierno de Angela Merkel, que la Unión Europea destinará una cifra millonaria para detener la llegada de inmigrantes de Africa. La cooperación tendrá condiciones. El objetivo es reducir el flujo de refugiados. La Unión Europea (UE) exigirá el rápido retorno a sus países de origen de todos los refugiados que, una vez realizados los trámites pertinentes, no obtengan la concesión de asilo. Para ello desea incentivar a los países de origen con aportaciones que ayuden a facilitar el regreso y las condiciones de restablecimiento.
La concesión de los fondos estará, por tanto, ligada a la cooperación de cada país en la repatriación de refugiados. Los términos concretos de este gran rescate europeo para Africa, sujeto a condicionalidad en la repatriación de refugiados, será tratado en la cumbre UE-Africa que se celebrará en Malta los días 11 y 12 de noviembre.

Austria se volvió a conmover ayer con el hallazgo de los refugiados. “Tres niños pequeños tuvieron que ser hospitalizados... debido a su muy deteriorado estado de salud. Los médicos indicaron que están siendo tratados por su grave estado de deshidratación”, sostuvo la policía en un comunicado. “Si el trayecto hubiera continuado, la situación podría haber sido crítica”, agregaron los uniformados.

El vehículo transportaba 26 inmigrantes de Siria, Bangladesh y Afgansitán, que dijeron que querían ir a Alemania. El incidente se produjo cerca de Braunau am Inn, en el oeste de Austria y cerca de la frontera con Alemania. El conductor, de nacionalidad rumana, había rechazado desviarse hacia la cuneta para un control rutinario y quedó detenido.
En tanto, 1.100 refugiados fueron rescatados en el Canal de Sicilia y arribaron a los puertos italianos de Taranto, en Apulia, y Messina. En lo que va del año, 310 mil personas cruzaron el Mediterráneo, en el mayor drama humanitario de los últimos años.


Redacción de Perfil.com


Temas: