INTERNACIONAL PROTAGONISTA DE LA GUERRA DE IRAK

Murió Tareq Aziz, el portavoz y canciller del gobierno de Saddam

agencias

Durante años, se expuso con un buen inglés frente a las cámaras de la prensa occidental defendiendo las ideas y medidas de uno de los principales enemigos de los Estados Unidos, el gobierno de Saddam Hussein, de quien fue, además, ministro de Relaciones Exteriores. Tareq Aziz, que falleció ayer “en el hospital escuela Hussein en la ciudad de Nasiriyah”, vivió un proceso de deterioro de salud, desde la derrota de su régimen y de su condena nunca concretada a muerte.
Sentenciado culpable por “asesinato deliberado y crímenes contra la humanidad” por la represión ejercida contra los partidos religiosos en los años 80, fue condenado a muerte en octubre de 2010, aunque también tenía varias condenas por otros crímenes.
La salud de Aziz era débil desde hacía tiempo y había sufrido problemas respiratorios, cardíacos, de presión arterial y diabetes. La familia del ex funcionario se quejó ante la prensa internacional por no haber recibido los tratamientos necesarios.

Nacido en la ciudad de Sinjar (norte) el 28 de abril de 1936, Aziz procedía de una familia perteneciente a la Iglesia Católica caldeana; cambió su nombre real (Michael Yuhanna) a Tareq Aziz para evitar problemas debido a sus orígenes cristianos.
Precisamente, su condición de cristiano fue una de las particularidades de su paso por el gobierno. Fue un cristiano que defendió las ideas de un gobierno férreamente musulmán. Aziz conocía a Saddam desde los años 1950 pero se mantuvo fuera del cerrado círculo musulmán sunnita del presidente, cuyos miembros procedían todos de la ciudad de Tikrit, incluso cuando escaló puestos hasta convertirse en el más alto miembro cristiano del gobierno baasista.
Ayer, a las tres de la tarde fue hospitalizado. Pocas horas después fue anunciada su muerte.



Redacción de Perfil.com