INTERNACIONAL


Narcoanimales, el insólito legado de Pablo Escobar en Colombia

Los mamíferos originalmente eran 4 ejemplares. Veinte años después ya son más de 35 y no los pueden controlar.


Foto:AFP

Los cuatro hipopótamos que formaban parte del zoológico privado que el narcotraficante Pablo Escobar Gaviria tenía en su propiedad en Colombia, quedaron en libertad y se reprodujeron hasta convertirse en una peligrosa manada que en la actualidad se "pasean" por los campos, algo que causa terror entre los ciudadanos. 

"Salen de la Hacienda Nápoles por el caño (curso de agua) después de caer la noche", sostiene un vecino de Doradal, poblado a unos 190 km de Medellín, la ciudad donde Escobar hizo su cuartel general a sangre y fuego a fines de los años 1980 y principios de los 1990, según consignó la agencia AFP.

David Echeverri es biólogo de Cornare, una corporación regional de protección ambiental que dispone de fondos surgidos de bienes confiscados a narcotraficantes, cuenta que "entre 1982 y 1984 llegaron cuatro hipopótamos de un zoo de California". "Es el grupo de hipopótamos silvestres más grande del mundo fuera de África", agrega.

El creciente número de ejemplares pone en alerta a los especialistas: "Calculamos que hay unos 35. Pero es difícil contarlos porque cuando te ven, se sumergen y surgen en otro lado", manifiesta el biólogo.

Desde 2015, se instaló un cerco en el perímetro preferido por los hipopótamos: 25 hectáreas en el corazón de la hacienda. "La idea es cerrar el área con rocas, alambre y limoneros espinosos", indica el hombre delante de la barrera que, en 18 meses, debería evitar la fuga de estos mamíferos que pueden medir hasta tres metros de largo y dos de alto.

"Presentan un riesgo para la biodiversidad, desplazando la fauna nativa como el manatí, que ya esta en peligro de extinción, o la nutria, porque ocupan el mismo espacio", apunta el experto. Portadores de enfermedades que pueden ser fatales para el ganado, también son "una molestia para la pesca, además de que contaminan los ríos porque defecan en el agua", añade.

Los hipopótamos son un atractivo para los visitantes de la Hacienda Nápoles, expropiada por el Estado y entregada en parte a inversores privados que fundaron un parque temático de 400 hectáreas.

En mayo de este año, un hipopótamo recorrió las calles de Puerto Triunfo. Las imágenes fueron registradas por vecinos del municipio y difundidas a través de las redes sociales, según consignó el medio local www.elcolombiano.com.



Redacción de Perfil.com