INTERNACIONAL PESE A LA MEDIACION

Naufraga el diálogo entre Maduro y la oposición en Venezuela

Tenía que retomarse ayer, pero la MUD descartó continuar con el proceso. Si Francisco no logra revertir esa decisión, su iniciativa fracasará. Acusaciones cruzadas.

enfrentados. El presidente venezolano afirmó que la Asamblea Nacional está en desacato, citando un fallo de la Justicia. En tanto, la Asamblea Nacional declaró esta semana el “abandono del cargo” de Nicolás Maduro.
enfrentados. El presidente venezolano afirmó que la Asamblea Nacional está en desacato, citando un fallo de la Justicia. En tanto, la Asamblea Nacional declaró esta semana el “abandono del cargo” de Nicolás Maduro. Foto:afp

Venezuela se asomó ayer al borde de un peligroso abismo político, al rechazar la oposición sentarse nuevamente a la mesa de diálogo auspiciada por el Vaticano y la Unasur. La definición fue comunicada por el secretario ejecutivo de la Mesa de Unidad Democrática (MUD), Jesús Torrealba, al cumplirse el plazo para reanudar las negociaciones. “No va a haber diálogo. Este mecanismo colapsó por el incumplimiento del gobierno de Nicolás Maduro”, aseveró el dirigente, en un contexto político enrarecido tras la detención de un diputado de su bloque, al que el gobierno acusó de portar “armas de guerra”, con las que pretendería perpetrar un supuesto complot.

El 13 de enero era la fecha indicada para reactivar la mesa instaurada el pasado 30 de octubre, tras una intervención del papa Francisco, ante el temor de un desborde social en Caracas. Frente a una coyuntura política que se deteriora día a día y la imposibilidad de activar un referendo revocatorio, las expectativas de una negociación se derrumbaron como un castillo de naipes, pese a la gestión del Vaticano.

Torrealba saludó la visita que harán el secretario general de Unasur, el ex presidente colombiano Ernesto Samper y el enviado de Jorge Bergoglio, monseñor Claudio María Celli, mediadores en las conversaciones. “Si quieren venir, que vengan, para que verifiquen el no cumplimiento de los acuerdos y diseñemos un nuevo formato de diálogo que establezca mecanismos claros de cumplimiento de lo acordado”, agregó.

La oposición acusa al chavismo por no celebrar el año pasado elecciones regionales, bloquear el referendo revocatorio, no liberar a los presos políticos y por la escasez y el deterioro de la economía. Por su parte, el gobierno dispara contra la MUD, que desde la Asamblea Nacional declaró el “abandono del cargo” del presidente, lo que fue calificado como un intento de “golpe de Estado”.

Francisco. Jorge Rodríguez, jefe de la delegación chavista, aseguró ayer que el Papa “persiste en acompañar” esta iniciativa, que tenía prevista ayer una reunión plenaria. Según Rodríguez, el enviado papal, monseñor Celli, le habría comunicado que el Sumo Pontífice aún auspicia las conversaciones entre el Ejecutivo y la oposición. “Están contradiciendo hasta la misma palabra del santo padre”, sostuvo en referencia a la negativa de la MUD.

En diálogo con PERFIL, el diputado Juan Guaidó, de Voluntad Popular –el partido de Leopoldo López–, cuestionó la mediación: “El Vaticano participó de buena fe del proceso de diálogo. Pero no manejó bien las condiciones venezolanas”, afirmó, al explicar que “no hay condiciones para una mediación”.

Detenido. Un grupo de diputados opositores se congregó ayer frente a las puertas del Círculo Militar de Valencia, para reclamar la liberación de su colega Gilber Caro, detenido por el Comando Antigolpe del vicepresidente Tareck El Aissami. La comitiva la encabezó Julio Borges, presidente del Parlamento, quien anunció una vigilia hasta lograr su liberación.

El Aissami aseguró que el dirigente, que en el pasado purgó penas por homicidio y narcotráfico, fue apresado en posesión de armas y explosivos para ejecutar un “golpe de Estado”. En tanto, el ministro de Interior y Justicia, general Néstor Reverol, vinculó en el supuesto complot a Lilian Tintori, esposa de López. Esa embestida contra opositores incluyó también la apertura de un proceso por irregularidades administrativas al gobernador de Miranda, Henrique Capriles, percibida por la MUD como un intento de “inhabilitar” al líder opositor.

Atrapados entre dos bandos irreconciliables, los venezolanos tambalean frente al precipicio.


Pedido por Milagro Sala

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, se sumó esta semana a las figuras internacionales que pidieron por la liberación de Milagro Sala. Lo hizo en el marco de la reunión del Comité Ejecutivo del Foro de San Pablo, que se celebró este miércoles en Managua, capital de Nicaragua.

“Desde aquí, con la sangre india que corre en nuestras venas, desde el pueblo de Guaicaipuro nos sumamos al llamado mundial por la libertad de Milagro Sala, líder indígena del pueblo argentino. Libertad para Milagro Sala”, reclamó el mandatario.

Así, Maduro repitió el pedido de los ex presidentes de Brasil Luiz Inácio Lula da Silva y Dilma Rousseff, del mandatario Evo Morales y de Piedad Córdoba.