INTERNACIONAL PARA DICIEMBRE

Negociadores confían en que UE y Mercosur cierren al fin su acuerdo

El vicepresidente de la Comisión Europea visitó la región y dijo que quedan muy pocos temas por definir entre ambas partes.

‘Asi de cerca’. El gesto gráfico del vice de la Comisión.
‘Asi de cerca’. El gesto gráfico del vice de la Comisión. Foto:Agência Brasil
“Estamos así de cerca de tener una nueva asociación y un acuerdo comercial entre la Unión Europea y el Mercosur”, dijo ayer el vicepresidente de la Comisión Europea, el finlandés Jyrki Katainen, aproximando su índice al pulgar. “Estamos muy cerca. Pero cuanto más cerca estamos del final, más difíciles son los temas que debemos resolver”, agregó.

Vicepresidente de la Comisión Europea, el órgano ejecutivo de la UE, Katainen no es un negociador diplomático y por eso no dudó en admitir que el acuerdo que el Mercosur y la UE negocian desde hace casi veinte años enfrenta obstáculos aún complicados en áreas como agricultura, compras gubernamentales y propiedad intelectual.

Katainen realizó un viaje relámpago a la región. El jueves se reunió en Buenos Aires con Mauricio Macri y con ministros, legisladores y responsables de grandes empresas europeas con presencia en el país. Ayer estuvo en Brasilia, donde se encontró con Michel Temer, los cancilleres de los cuatro países del Mercosur y con los negociadores que cerraron una nueva ronda de negociaciones.
“Espero sea la última o la penúltima ronda, de manera que podamos tener, y ése es nuestro objetivo tanto optimista como realista, la conclusión de este acuerdo a fin de año”, dijo el canciller brasileño, Aloysio Nunes.

Ambas partes trabajan contrarreloj para poder hacer un anuncio que selle el pacto, al menos a nivel político, el mes que viene en Buenos Aires durante la reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

Para Katainen, ex premier de Finlandia (2011-2014), el plazo de fin de año no es “una ley que hay que cumplir”, y las tratativas pueden extenderse “unas semanas”, pero sin embargo éste es el momento indicado para definir las negociaciones. “El tiempo no está de nuestro lado. Nada nuevo surgirá con el paso del tiempo”, sostiene.  “Hay una ventana de oportunidad, y no sé si se volverá a producir”.
Entre los factores que harían recomendable el acuerdo está la actual situación global, con el unilateralismo y el proteccionismo (léase Donald Trump) expandiéndose por el mundo, gobiernos favorables al libre comercio en el Cono Sur y la crisis de confianza que muchos europeos tuvieron hacia Bruselas que comienza a disiparse.

Katainen es el vice de Jean Claude Juncker, el presidente de la Comisión, que en una de las últimas cumbres comunitarias sostuvo que “el acuerdo comercial con el Mercosur será para la UE el más importante en términos de volumen”, superior incluso a los alcanzados con Canadá y Japón.

El ex premier finlandés, que también fue ministro de Finanzas, quiso reforzar en su periplo la idea de que el acuerdo es mucho más que una cuestión de tarifas. “Es un acuerdo económico, por supuesto, pero también es un acuerdo político y social”. Recuerda que homologar las mismas normas en áreas como el empleo, la educación, el comercio o las legislaciones sólo puede ser positivo para países como los del Mercosur.

Katainen está convencido de que “a la mañana siguiente” de que se firme el acuerdo Argentina comenzará a ver cómo se dispara el interés de los inversores extranjeros”, para quienes un tratado conjunto con la UE sería una garantía y, además, “un refuerzo político” para el Mercosur.n


Temas: