INTERNACIONAL MAS DE SEIS MIL VICTIMAS

Nepal sufre una catástrofe humanitaria

El terremoto del sábado pasado destruyó prácticamente toda la infraestructura del país. Faltan medicamentos y hay 1,7 millones de niños en situación de grave riesgo.

Foto:AFP

Agencias
Katmandu
En Katmandú, la capital de Nepal, en los últimos días se ha vuelto cotidiana la escena de cientos de miles de personas durmiendo fuera de sus casas, en tiendas y campamentos improvisados. “Tienen temor de volver a sus casas y que se derrumben, por miedo a nuevas réplicas o porque ya no tienen hogar”, explica a PERFIL desde Nepal Rose Foley, de Unicef Nueva York.
Otra imagen es la de una fila de personas esperando por un vaso de agua. Para Rose, “junto con la oferta de servicios de salud, el abastecimiento de agua potable es otra de las mayores necesidades”. Desde diversas zonas son trasladados los pacientes a Katmandú, donde los centros de acogida no dan abasto.
Estas son algunas de las consecuencias que dejó el terremoto que azotó Nepal, hace una semana. Según los últimos reportes, ya son más de 6.250 personas las que perdieron la vida a consecuencia del sismo, mientras las autoridades ya alertaron que podrían ser cerca de 10 mil. Además, 13.932 quedaron heridas, más de 70 mil casas fueron destruidas por completo y 530 mil sufrieron daños de algún tipo.
Para esta nación, donde la mayoría vive en pequeños pueblos en las montañas y la economía se basa en la agricultura y el turismo, la ONU pidió a la comunidad internacional recaudar 415 millones de dólares para la atención de diversas necesidades básicas durante los próximos tres meses. Por su parte, Unicef informó que hay 1,7 millones de niños que necesitan ayuda urgente. “Los chicos están muy asustados. En sus ojos se puede ver el miedo. Temen que les vuelva a pasar. Algunos están alejados de su familia”, relata Rose.

Cremaciones. El ministro del Interior, Laxmi Dhakal, informó a la cadena de noticias BBC que la mayoría de los cuerpos de las víctimas ya han sido entregados a sus familiares para que fueran cremados. Esta práctica antigua del hinduismo, religión mayoritaria en el país,  establece que la cremación debe llevarse a cabo cuanto antes, en general antes de que transcurran 24 horas desde la muerte. Las autoridades aclararon que si los cuerpos no eran reclamados, serían conservados por un mes.
En medio de tanta desdicha, aún hay lugar para el milagro. Varias fueron las historias de rescates que trascendieron. La última que se conoció fue la de una joven de 24 años, salvada ayer tras permanecer 128 horas atrapada bajo los escombros de un edificio en la capital, donde vive casi un millón de personas.


Todos los argentinos, a salvo
Los 72 argentinos que la embajada india, con jurisdicción en Nepal, había informado que se encontraban desaparecidos tras el terremoto se encuentran a salvo. Dos fueron las últimas argentinas buscadas en el país que el jueves informaron, a través de las redes sociales, que estaban bien. Andrea Felice había partido desde España en viaje de placer a India y desde allí pasó a Nepal, visitando Banepa, “un pueblo cerca de Katmandú con gente muy linda”. En tanto, Gimena Wojcik viajaba con su esposo alemán y dijo que ambos se encontraban “bien”. Gonzalo Zamorano, el fotógrafo mendocino que se encontraba realizando trekking por Annapurna, en la cordillera del Himalaya al momento del temblor, le dijo a PERFIL que aún no logra “salir de la sorpresa”, que ayer se había reunido con un funcionario de la embajada y que ya partía para Argentina. Junto a estas líneas, uno de sus trabajos.


Redacción de Perfil.com


Temas: