INTERNACIONAL

Nueva misión para militares uruguayos: cuidar marihuana

El país vecino les asignó la encomiable tarea, pero con una condición: tienen prohibido fumarla.

Foto:AFP

Los militares uruguayos tendrán una curiosa misión: cuidar plantas de marihuana. El proyecto del presidente José Mujica para que el Estado produzca y comercialice cannabis prevé que los cultivos se planten en un predio de las Fuerzas Armadas, donde los uniformados se ocuparán de garantizar que nadie robe la cosecha. En los últimos días, el gobierno de Uruguay comenzó a revelar con cuentagotas detalles de una iniciativa que no pasará inadvertida.

“Se va a cultivar en un lugar, seguramente en un predio de las Fuerzas Armadas”, adelantó Mujica en un reportaje con el diario chileno La Tercera. Dijo que la venta comenzaría en diciembre o en enero, lo que implica que la siembra empezará el mes que viene, cuando se reglamentará la ley de legalización. Luego de su declaración, los funcionarios a cargo debieron salir a explicar en qué consiste y cómo se instrumentará el polémico proyecto.

“El Ministerio de Defensa tiene muchos predios y se verá cuál es el que puede ofrecer las mejores condiciones para que dentro de allí se haga un comodato”, amplió el ministro de Defensa, Eleuterio Fernández Huidobro, ex dirigente histórico de la guerrilla Tupamaros. El funcionario aclaró que, al hablar de las “mejores condiciones”, se refiere al clima y al suelo, ya que las plantas estarán en invernáculos que requieren un espacio ambiental con características específicas.

Los militares se ocuparán de la custodia perimetral de la plantación, pero el cultivo y la cosecha estarán a cargo de expertos. Por las dudas, Fernández Huidobro aclaró que los soldados tendrán terminantemente prohibido fumar marihuana en el lugar.

Según los cálculos del gobierno, un terreno de entre diez y veinte hectáreas alcanzará para abastecer la demanda interna. El director general del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, Alberto Castelar, indicó que trabajarán con un número limitado –cuatro o cinco– de variedades de cannabis. “Trataremos de aceptar aquellas variedades que sean las utilizadas por los consumidores”, precisó.

Al explicar las razones por las que las Fuerzas Armadas se verán involucradas en el proyecto, Fernández Huidobro subrayó que “no se puede permitir que la droga producida legalmente en Uruguay ingrese en otros países, principalmente los limítrofes”. Cuando la iniciativa se consume, los uruguayos autorizados podrán adquirir hasta 40 gramos de marihuana por mes. Los militares habrán hecho su aporte. 



Facundo F. Barrio