INTERNACIONAL CONTRA TRUMP

Obama: “En estas elecciones está en juego la democracia misma”

El presidente participó de un acto en apoyo a Clinton en Ohio, un escenario clave en noviembre. Criticó a republicanos arrepentidos.

Fervor. Dijo que “está todo en riesgo” ante la posibilidad de una victoria del candidato opositor.
Fervor. Dijo que “está todo en riesgo” ante la posibilidad de una victoria del candidato opositor.
El presidente estadounidense, Barack Obama, lanzó ayer una nueva advertencia sobre Donald Trump, al afirmar que en las elecciones de noviembre “está en juego la democracia misma”.
La advertencia del mandatario fue lanzada en un acto en Ohio, un estado crucial en la carrera por la Casa Blanca y uno de los pocos donde el candidato republicano está en carrera en un cerrado cabeza a cabeza con su rival demócrata, Hillary Clinton.

Michelle. El presidente subrayó la eficacia y la fuerza del discurso pronunciado el jueves por Michelle Obama (ver página 60), de la cual dijo sentirse orgulloso, al tiempo que la Casa Blanca le advirtió al candidato republicano que no piense en hablar mal de la primera dama.
Michelle Obama había expresado que la manera en que Trump “trata a las mujeres no es normal, es intolerable”.
“Los hombres fuertes, los que son un modelo, no necesitan degradar a las mujeres para mostrar su poder”, destacó la primera dama.

“No podría sentirme más orgulloso”, aseveró el mandatario durante el acto de campaña electoral en apoyo a Hillary Clinton en Cleveland.
Michelle “habló por las mujeres, pero también por los hombres”, expresó Obama.

Riesgos. El mandatario hizo un fuerte llamamiento acerca de los riesgos que Trump representa para el sistema democrático estadounidense, y advirtió que una eventual elección del empresario pondría fin a los progresos de los últimos ocho años.
“El argumento final de Trump es: ‘¿Qué tienen que perder?’. La respuesta es: ‘Todo’”, dijo Obama.
“Al contrario de otros candidatos republicanos anteriores, Trump no está listo para asumir el cargo más importante del país”, agregó.

El jefe de la Casa Blanca subrayó que en democracia un político no puede prohibir a los periodistas “que no le gustan”, y citó la Primera Enmienda de la Constitución de Estados Unidos, que garantiza la libertad de prensa.
Por su parte, la Casa Blanca advirtió a Trump que no intente atacar a Michelle Obama.
“No podría pensar en una forma más temeraria de caer todavía más bajo de lo que ya lo hizo hasta ahora con un ataque a la primera dama de Estados Unidos”, subrayó el viceportavoz de la Casa Blanca, Eric Schultz.

Contra los republicanos. Por otra parte, Obama insistió ayer en sus críticas a los republicanos que en los últimos días han comenzado a tomar distancia de Trump.
Para el presidente, esos líderes –senadores, ex candidatos, gobernadores– no merecen ningún crédito por haberse alejado del candidato ahora, “después de haberse quedado en silencio por tanto tiempo”.
Obama acusó a esos dirigentes de haber permitido durante años que en el partido se impusiera sin objeciones una retórica llena de odio y de acusaciones infundadas.
“La mayoría de los republicanos no son como Trump, y saben cómo son las cosas, pero no han renunciado al tipo de retórica que él utiliza por miedo a disgustar a las bases del partido”.

agencias