INTERNACIONAL APUNTA A RUSIA

Obama pide "investigación completa" de ciberataques en las elecciones

El Presidente de los EE.UU. quiere el resultado del informe antes de su salida de la Casa Blanca.

Dibujos de Temes
Dibujos de Temes Foto:Pablo Temes

A poco de su salida de la Casa Blanca, el presidente de los Estados Unidos Barack Obama pidió una pesquisa de todos los ciberataques que tuvieron lugar durante el ciclo electoral de 2016, según informó este viernes una asesora presidencial, en medio de acusaciones de una interferencia rusa.

"El presidente ordenó a la comunidad de inteligencia realizar una investigación completa de lo ocurrido en el proceso electoral de 2016", dijo Luisa Monaco, asesora de Obama en materia de seguridad interior, en un desayuno con el periódico The Christian Science Monitor. La funcionaria agregó que jefe de Estado espera un informe antes de que culmine su mandato el 20 de enero, cuando el republicano Donald Trump asumirá las riendas de la Casa Blanca.

El pedido de la investigación tiene lugar tras que el los demócratas en el Congreso presionaron al Gobierno para que revelara detalles sobre los hackeos rusos durante el proceso electoral. Funcionarios de inteligencia estadounidense anunciaron el 7 de octubre que Rusia "dirigió las recientes filtraciones de correos de individuos e instituciones estadounidenses, incluidos los de organizaciones políticas de Estados Unidos".

"Estos robos y divulgaciones pretenden interferir en el proceso electoral", indicaron en un comunicado el Departamento de Seguridad Interior y la Oficina del Director de la Inteligencia Nacional. El texto hacía referencia a la filtración por WikiLeaks y otros sitios de e-mails robados de las cuentas de John Podestá, asistente de la candidata demócrata Hillary Clinton, y del Comité Nacional Demócrata, que pusieron en evidencia tanto al partido como a su aspirante a la Casa Blanca.

Trump rechazó en varias oportunidades la idea de que Moscú tuviera algo que ver con las filtraciones de correos electrónicos privados que dañaron a Clinton y presuntamente ayudaron a su victoria. No obstante, el día posterior al triunfo del republicano la bolsa de Moscú fue la única europea que no experimentó pérdidas, sino ganancias.