INTERNACIONAL EE.UU.


Obama volvió a pedir más control de armas

Quiere limitar el acceso a fusiles de asalto para evitar actos de “terrorismo interno” como el ataque en Orlando. Donald Trump dijo que la tragedia se habría evitado si algunos asistentes a la fiesta hubieran estado armados.

afp
Washington

Barack Obama volvió ayer a criticar la facilidad con que los norteamericanos tienen acceso a las armas de guerra, a casi una semana del peor tiroteo masivo en la historia de Estados Unidos.
“Después de que vemos a padres llorar la muerte de sus hijos, no tiene sentido que como país no hagamos nada para impedir la próxima tragedia”, dijo Obama en su mensaje radial semanal, en la víspera del Día del Padre.
Cuarenta y nueve personas murieron y otras 53 resultaron heridas la madrugada del domingo pasado en el club nocturno Pulse en Orlando, Florida, a manos de un hombre armado con un rifle de asalto que había comprado legalmente.
El atacante Omar Mateen, de 29 años –un estadounidense musulmán hijo de padres afganos–, irrumpió en el club gay proclamando su lealtad a Estado Islámico antes de ser abatido por la policía.

Terrorismo. “Ser duros con el terrorismo, particularmente con ese terrorismo interno que hemos visto ahora en Orlando y San Bernardino, significa hacer más difícil, tan rápido como sea posible, que la gente que quiere matar a estadounidenses tenga en sus manos armas de asalto capaces de matar a docenas de inocentes”, señaló Obama.
En un incidente similar, un hombre y su esposa asesinaron a 14 personas al abrir fuego en una fiesta de Navidad en San Bernardino, California.
“Como a todos los padres, me preocupa la seguridad de mis niñas todo el tiempo. Especialmente cuando vemos violencia evitable en lugares donde nuestros hijos e hijas van todos los días: sus escuelas, templos, cines y clubes nocturnos, a medida que crecen”, expresó Obama.
“Es inadmisible que autoricemos un fácil acceso a armas de guerra en estos lugares”, agregó el presidente, que el jueves visitó Orlando, donde se reunió con familiares de las víctimas y demandó que el Congreso, dominado por la oposición republicana, apruebe el control de armas.

Trump. Por el contrario, el candidato republicano, Donald Trump, considera que habría estado bien que alguno de los asistentes a la fiesta de Orlando hubiera disparado contra Mateen
“Si hubiera habido personas que hubieran enviado balas en la dirección contraria, justo entre ceja y ceja de este loco,  boom, boom, ¿saben?, habría sido un bello, bello panorama”, dijo Trump en un acto electoral el viernes, en el que prometió que no prohibirá las armas. “Salvaremos sus armas. No les quitarán vuestras balas”, afirmó.

 

Trump es “un matón cobarde”

Confirmando que asumirá el rol de golpear sin piedad a Donald Trump durante la campaña electoral, la senadora demócrata Elizabeth Warren llamó “racista debilucho y matón cobarde”  al candidato republicano que enfrentará en noviembre a Hillary Clinton.  “Cada día sabemos más sobre él, y cada día es más claro que es apenas un pequeño e inseguro avaro al que no le importa nada que no tenga el nombre Trump estampado encima”, dijo Warren, líder del ala más progresista del partido, que en los últimos días decidió respaldar abiertamente la candidatura de Hillary Clinton. Warren criticó a Trump por sus posiciones sobre las minorías, las mujeres, la economía, el cambio climático y por el escándalo en torno a la universidad que llevaba el nombre del republicano. “Deberíamos llamarlo ‘defraudador en jefe’”, ironizó la senadora, que pidió “luchar” contra Trump.



Redacción de Perfil.com