INTERNACIONAL

Barack Obama y Raúl Castro, puntos clave de un encuentro histórico

Ambos mandatarios se reunieron en Cuba. Coincidencias, obstáculos y un futuro plagado de incertidumbre. 

EN LA RED. Capturas de lo que Pablo publicó en Instagram y Facebook. Y fragmentos de la charla con éste con su madre.
EN LA RED. Capturas de lo que Pablo publicó en Instagram y Facebook. Y fragmentos de la charla con éste con su madre. Foto:Cedoc

El deshielo tuvo su hito en Cuba con un encuentro histórico entre Barack Obama y su par, Raúl Castro. Ambos mandatarios se reunieron, firmaron convenios de cooperación bilateral y brindaron una conferencia de prensa para responder a diferentes temas.

Durante la rueda de prensa, Obama aseguró que "los cubanos decidirán su futuro porque son una nación soberana", aunque remarcó que los EE.UU. harán lo que "siempre han hecho": "Defender la democracia en todo el mundo".

"Seguimos teniendo diferencias muy serias, incluidos la democracia y los derechos humanos", marcó Obama las visiones contrapuestas que aún dividen las aguas entre ambas naciones. 

Por su parte, Castro manifestó: "Las medidas adoptadas por su gobierno son positivas pero no suficientes" y agregó: "Deben devolver el territorio ilegalmente ocupado en la base naval de Guantánamo".

Derechos humanos. "El objetivo del diálogo sobre derechos humanos no es que los Estados Unidos le dicte a Cuba cómo debe gobernarse, sino asegurarnos de que tenemos una conversación franca, honesta sobre este tema, y de que podamos aprender los unos de los otros", señaló Obama.

También aseguró que el embargo de Estados Unidos a Cuba, vigente desde 1962 y que solo puede eliminar el Congreso de mayoría republicana, "va a terminar, lo que no sabemos es cuándo".  Y añadió: "Tenemos que aprovechar lo que hemos hecho y esperamos que eso pueda ayudar. También tenemos que hablar sobre derechos humanos, puesto que hay inquietud dentro de Cuba".

El mandatario estadounidense remarcó de igual modo, que ese asunto no impedirá el avance de las relaciones: "Tengan presente que yo tengo muchísimos desacuerdos con los chinos con respecto a los derechos humanos", dijo.

A su turno, Castro indicó: "Defendemos los derechos humanos, pero los concebimos como indivisibles con el derecho a la educación, a la salud, al trabajo. Nos oponemos a la manipulación política de los derechos humanos. Por eso reiteré nuestra predisposición a mantener el diálogo que iniciamos".

Sobre otros temas que comprenden a toda la región, el líder del régimen cubano destacó que "estaba previsto abordar nuestra preocupación por desestabilización en Venezuela", que consideró "contraproducente para el ambiente en todo el continente". Y afirmó que si llegaron a dialogar "sobre la marcha del proceso de paz en Colombia".

Presos politicos. Durante el encuentro, un periodista puso en apuros a Castro al preguntarle por esta cuestión."Dame la lista ahora mismo de los presos políticos para soltarlos, menciónala ahora", sentenció. "No es correcto preguntarnos por presos políticos", insistió más adelante.

Ante este incómodo momento, Obama optó por justificar con mesura su decisión de seguir adelante en la nueva relación con Cuba y tratar las diferencias que mantienen en materia de derechos humanos. 



Redacción de Perfil.com