INTERNACIONAL CERCA DE ABRIR EMBAJADAS

Obama y Raúl Castro pisan el acelerador para restablecer relaciones

EE.UU. y Cuba celebrarán el jueves una nueva ronda de negociaciones. A partir del 29 de mayo anunciarían quiénes serán los embajadores. La Habana pide el fin del embargo.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Barack Obama y Raúl Castro apretaron esta semana a fondo el acelerador para restablecer al máximo nivel las relaciones diplomáticas, con la apertura de embajadas en el horizonte y la designación del personal diplomático. El próximo jueves 21 de mayo habrá una nueva ronda de negociaciones entre ambos gobiernos para avanzar en ese sentido, según anunció ayer el Departamento de Estado. El presidente de Cuba reveló también que a partir del 29 de mayo podrían conocerse los nombres de los futuros embajadores, cuando venza el plazo para que el Congreso norteamericano objete la exclusión de la isla de la lista de Estados que patrocinan el terrorismo.
“Somos optimistas. Una vez que comienzan, este tipo de cambios no pueden ser detenidos”, confió a PERFIL una alta fuente diplomática norteamericana al referirse al histórico proceso que lleva adelante la Casa Blanca. Con ese espíritu, se reunirán el jueves la secretaria de Estado adjunta para Latinoamérica, Roberta Jacobson, y la directora general para Estados Unidos del Ministerio de Relaciones Exteriores de Cuba, Josefina Vidal. El encuentro de alto nivel “dará continuidad”, según el gobierno cubano, a los celebrados el 22 de enero en La Habana, el 27 de febrero en Washington y el 16 de marzo en la capital cubana. Además, esas gestiones fueron respaldadas por la histórica cumbre oficial entre Obama y Castro, que tuvo lugar durante la Cumbre de las Américas en Panamá.
“Ahora que la designación de Cuba como país terrorista fue cancelada, otro paso importante es aumentar el personal de las secciones de intereses para que se transformen en embajadas. Incluso hay que nominar –y en los Estados Unidos el Senado tiene que ratificar– a un embajador”, explicó Alan McPherson, profesor de Estudios Latinoamericanos de la Universidad de Oklahoma. Una “pista” de que los obstáculos que impedían las reaperturas de las embajadas parecen removerse la dio el canciller cubano, Bruno Rodríguez, al declarar a la televisión de su país que “hay un avance considerable en el diálogo para solucionar el tema financiero de la Sección de Intereses de Cuba en Washington, que cumple funciones consulares y que carece de servicios bancarios desde hace más de un año”. El funcionamiento de esa oficina entró en crisis en 2014 cuando los bancos norteamericanos se negaron a aceptarla como cliente a causa del embargo que aplica ese país desde hace 55 años.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Histórica. Obama podría encabezar la primera visita de Estado de un presidente norteamericano a Cuba el año que viene, según reveló este lunes el vocero de la Casa Blanca, Josh Earnest. Aunque el mandatario no viajará a Cuba “en el corto plazo”, hay una posibilidad de que lo haga antes de que concluya su mandato, el 20 de enero de 2017. Ya el pasado 18 de diciembre, un día después de que ambos países anunciaran el inicio del deshielo, Earnest dijo que Obama “no rechazaría” un viaje “si se diera esa oportunidad”.
Aunque Castro y Obama apuestan por acelerar el proceso, La Habana aún reclama que se levante el bloqueo económico y que Washington devuelva la base de Guantánamo. Por su parte, el Departamento del Tesoro norteamericano autorizó la semana pasada viajes en ferry y la aerolínea JetBlue anunció que a partir de julio operará vuelos regulares entre los dos países.
Con Obama y Raúl al frente de las negociaciones, Estados Unidos y Cuba se acercan cada vez más a un acuerdo histórico para la región.



Leandro Dario