INTERNACIONAL ENTRE ELLOS ARGENTINA

Ocho países de la región piden a Maduro que respete los DD.HH.

Condenan el “uso excesivo de la fuerza” contra la población civil y piden “a todos los sectores” un acuerdo nacional incluyente.

Delcy Rodriguez
Delcy Rodriguez Foto:Cedoc

Ocho gobiernos latinoamericanos, entre ellos la Argentina, cuestionaron ayer el deterioro de la situación en Venezuela y “el uso excesivo de la fuerza contra la población civil que marcha para protestar”.

Los gobiernos de Argentina, Brasil, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, México y Paraguay deploramos el deterioro de la situación interna y el recrudecimiento de la violencia en la República Bolivariana de Venezuela, que desde el 6 de abril ha dejado un creciente número de muertos y cientos de heridos”, sostiene un comunicado oficial difundido en Buenos Aires por la Cancillería argentina.

“Condenamos el uso excesivo de la fuerza por parte de las autoridades venezolanas contra la población civil que marcha para protestar contra las medidas del gobierno que afectan la estabilidad democrática, polarizan aún más a la sociedad venezolana y ocasionan la pérdida de vidas humanas, en su mayoría de personas jóvenes”, agrega.

Las ocho naciones hacen un “llamado enérgico” a Nicolás Maduro para que “respete los derechos humanos de sus ciudadanos, como lo contempla su Constitución”.

Asimismo, recuerdan que Venezuela, como miembro del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, tiene la obligación de aplicar las normas sobre la promoción y protección de los derechos humanos que establecen los tratados que ha suscrito y ratificado.

Por otra parte, reitera la importancia de que Caracas cumpla con el calendario electoral, ponga en libertad a los presos políticos, garantice la separación de poderes y restituya las funciones de la Asamblea Nacional.

“Hacemos un llamado a todos los sectores para no avalar acciones que generen más violencia y manifestamos nuestra convicción de que ha llegado la hora de concretar un acuerdo nacional incluyente que provea una solución duradera a la crítica situación que se vive en Venezuela”, concluye el comunicado oficial.

Esta semana, la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, rechazó un comunicado anterior de varios países latinoamericanos por “injerencista”.

Por su parte, Estados Unidos consideró ayer “deplorables” algunas acciones que se dieron en Venezuela.

“Algunas de las acciones en Venezuela han sido deplorables y ciertamente es algo que estamos monitoreando muy atentamente”, dijo la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders.



DPA