INTERNACIONAL EX PRESIDENTES EN PROBLEMAS

Ollanta Humala y su mujer, a la cárcel

Un juez les dictó prisión preventiva mientras se los investiga por lavado de dinero. Otro ex mandatario, Alejandro Toledo, está prófugo. Fujimori cumple una condena a 25 años.

Acosados. La “pareja presidencial” rumbo a la cárcel, tema de tapas. Toledo, prófugo en EE.UU.
Acosados. La “pareja presidencial” rumbo a la cárcel, tema de tapas. Toledo, prófugo en EE.UU. Foto:Cedoc Perfil
Desde Lima
Otro ex presidente latinoamericano en manos de la justicia: un día después de la condena recibida por el brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, un juez peruano ordenó que Ollanta Humala y su mujer, Nadine Heredia, pasen 18 meses en prisión preventiva mientras se los investiga por lavado de activos, en un caso en el que está involucrada la constructora brasileña Odebrecht.
El jueves por la noche, el juez Richard Concepción aceptó el pedido del fiscal Germán Juárez y la “pareja presidencial” pasó la noche en una celda del Palacio de Justicia. El ex mandatario cumplirá su pena en la misma prisión que Alberto Fujimori, y su mujer lo hará en el penal de Chorrillos.
Para la fiscalía y el juez existen pruebas suficientes para presumir un peligro de fuga por parte del Humala y Heredia, ya que ambos habrían mostrado un “espacio de abandono progresivo del país”, además de haber obstruido las investigaciones con testimonios falsos.

Persecusión. El abogado de la pareja anunció que apelará la prisión preventiva, por considerarla una medida “persecutoria”. Mientras se dirigían a la celda, Humala y Heredia apelaron a sus cuentas en Twitter para cuestionar la decisión del juez. “Gracias a los que no sentencian antes de tiempo y que creen en la inocencia hasta que existan pruebas en contra”, escribió ella. “Esta es la confirmación del abuso del poder al que nosotros le haremos frente, en defensa de nuestros derechos y los derechos de todos”.
 
Acusaciones. Según la fiscalía, Humala, que gobernó entre 2011 y 2016, y su mujer, habrían recibido dinero proveniente de Venezuela y de Brasil para las campañas presidenciales de 2006 y 2011, y habrían simulado operaciones mediante aportantes “fantasmas”. De acuerdo a los investigadores, la mejor amiga de Nadine Heredia, Rocío Calderón, la madre y el hermano de la primera dama, habrían adquirido inmuebles con el dinero proveniente del lavado de activos. Incluso, en las últimas horas se habrían detectado cuentas a nombre de las hijas menores del matrimonio presidencial.

En el caso del aporte de Odebrecht, Jorge Barata, ex representante de la empresa brasileña en Perú, dijo a los fiscales haber entregado tres millones de dólares en efectivo para la campaña de Humala en 2011. En su delación acordada con la justicia, Barata también apuntó contra otro ex presidente, Alejandro Toledo, quien tiene una orden de captura internacional para cumplir prisión preventiva mientras se lo investiga por casos de corrupción y lavado de activos.
En el caso del aporte del gobierno venezolano, las pruebas indicarían, según el propio fiscal, que habría sido sustraído ilegalmente del Tesoro público de ese país y remitido por el entonces Presidente Hugo Chávez a través de una empresa denominada Kaysamak. Fue en 2005 cuando esa empresa depositó en cuentas de Antonia Alarcón, madre de Nadine Heredia, 68 mil dólares y en otra de Rocío Calderón, cerca de 19 mil dólares. Este dinero nunca habría llegado a las cuentas del Partido Nacionalista de Humala.

Además de Toledo, que desde Estados Unidos se niega a aceptar la extradición y asegura ser un perseguido político, otro ex presidente peruano, Alberto Fujimori, ha sido alcanzado por la justicia, que en 2010 lo condenó a 25 años de prisión por varias matanzas de opositores durante su gobierno (1990-2000).

Carolina Salvatore