INTERNACIONAL INGLATERRA

Al menos 12 muertos y decenas de heridos en el incendio de una torre en Londres

Los bomberos combaten las llamas que se apoderaron del edificio ubicado en Notting Hill, al oeste de la capital británica.

Incendio en Londres
Incendio en Londres Foto:Afp

El pánico y el terror se apoderaron de Londres luego de que un gigantesco incendio que inició anoche en un edificio de viviendas sociales de 27 pisos en la zona de Notting Hill, al oeste de la capital británica. 

El siniestro, cuyo origen se desconoce pero que causó "al menos 12 muertos" y por lo menos 70 heridos, según las cifras oficiales que se manejan hasta el momento, afectó a toda la estructura del edificio en el que trabajan unos 200 bomberos.

"Numerosas personas están desaparecidas. Algunas pudieron refugiarse en casa de vecinos o amigos", dijo el alcalde de la capital británica Sadiq Khan al canal de televisión Sky News.

Testigos de la tragedia dijeron haber visto a gente cayendo o saltando desde la torre residencial de 120 departamentos y al menos un residente agitar un paño blanco desde una de las plantas del edificio. Uno de los casos más chocantes fue cuando, por la desesperación de quedar atrapados, una pareja arrojó desde el noveno piso a su bebe que se salvó de milagro por estar envuelto en unas mantas. 

"Escuché gritos por todos lados y vi gente saltar desde las ventanas. Las llamas devoraban la torre. Era un horror", contó a la agencia AFP Khadejah Miller, un vecino de un edificio aledaño que por precaución fue evacuado.

"Estaban atrapados. No podían bajar, sobre todo desde los pisos superiores (...) la gente se quemó", dijo un testigo a la radio BBC de Londres. "Lo vi con mis propios ojos. Y vi gente saltar", añadió.

La Grenfell Tower, fue construida en 1974 en el área norte de Kensignton, no muy lejos del distinguido Notting Hill, en la zona oeste de la ciudad.

El gestionario de la vivienda llevó cabo una amplia renovación recientemente que incluyó un nuevo sistema de calefacción y de agua caliente. El costo de los trabajos fue de 8,7 millones de libras (9,9 millones de euros) y terminaron en mayo de 2016. Según documentos difundidos en internet un colectivo de residentes se había quejado en varias ocasiones estos últimos años del estado del edificio y de los posibles riesgos de incendio.