INTERNACIONAL TEMEN OTROS REFERENDUMS


Para Merkel, la salida es “un golpe a Europa”

PERFIL COMPLETO


Foto:cedoc
Los líderes de la Unión Europea (UE) y de los Estados miembros admitieron ayer que el proyecto europeo recibió un revés sin precedentes con la decisión de Reino Unido de abandonar Bruselas y confiaron en que el “divorcio” se produzca cuanto antes para evitar más daños.
La reacción conjunta de las instituciones se concretó en un escueto comunicado de los presidentes de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, del Parlamento Europeo (PE), Martin Schulz, del Consejo Europeo, Donald Tusk, y el primer ministro holandés, Mark Rutte, que preside este semestre el Consejo de la UE. “Esperamos ahora que el gobierno británico aplique la decisión cuanto antes, con independencia de lo doloroso que pueda ser el proceso. Cualquier retraso prolongaría innecesariamente la incertidumbre”, señalaron las autoridades.
Como un amigo traicionado, la UE reiteró a Londres que no le dará una nueva oportunidad, o, como dice el comunicado conjunto, “no habrá una renegociación”, aunque dejó claro que espera mantener una buena relación futura por el bien de ambas partes. “Esperamos tener al Reino Unido como un socio cercano a la UE, también en el futuro”, señalaron los líderes de las instituciones.
“Nos mantendremos fuertes y preservaremos los valores fundamentales de la UE de promoción de la paz y del bienestar de sus gentes. La UE de 27 Estados miembros continuará. La Unión es el marco de nuestro futuro político común”, agregaron.
El gran temor de los líderes europeos es que otros países, como Francia, Holanda, Polonia o Hungría, organicen referendos y decidan acompañar la decisión del Reino Unido.Desde sus respectivas capitales, los jefes de Estado y de gobierno reconocieron sin tapujos que la salida daña los cimientos del proyecto comunitario.
“El Brexit es un golpe para Europa y para el proceso de unificación europea. Es un punto de inflexión”, admitió la canciller alemana Angela Merkel, mientras que el presidente francés, François Hollande, señaló que Europa afronta una dura prueba y opinó que “hacen falta cambios profundos”. El primer ministro belga, Charles Michel, señaló que “el Brexit es una bofetada para el proyecto europeo”.
Hollande se reunirá el lunes con Merkel y el primer ministro italiano, Matteo Renzi, para preparar el Consejo Europeo del martes, en el que podrían anunciar cómo será el “divorcio”. Gran Bretaña será el primer país importante que abandona la UE. Ante la falta de precedentes, no está claro qué impacto tendrá el resultado en el mercado único de 500 millones de personas.

Leandro Dario