INTERNACIONAL FUERTE ESPALDARAZO INTERNACIONAL

Para Santos, el Nobel de la Paz es un “mandato” para finalizar la guerra

El Comité Nobel de Oslo le concedió el galardón de 2016 al presidente de Colombia, quien lo dedicó a las víctimas y al pueblo de su país. Renovó su pedido para alcanzar una salida negociada del conflicto. Uribe, las FARC y Obama, entre otros, felicitaron al jefe de Estado.

Juan Manuel Santos
Juan Manuel Santos Foto:Afp

Cinco días después de sufrir una dura derrota en el plebiscito por la paz, el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos, volvió a sonreír, al celebrar haber recibido el Premio Nobel de la Paz 2016, que constituye “un mandato” para sacar adelante el acuerdo con las FARC. “Recibo este premio en nombre del pueblo colombiano, quien ha sufrido mucho por esta guerra. Gracias, desde el fondo de mi corazón y en nombre de todos los colombianos, especialmente de las víctimas”, declaró, con renovadas fuerzas.

El Comité Nobel fundamentó la elección debido a los “decididos esfuerzos” por llevar la paz a su país tras 52 años de conflicto armado. El premio, según ese fallo, es un claro apoyo a la decisión de Santos de invitar a todas las partes a participar en un amplio diálogo nacional para que el proceso de paz no muera, después de que el pasado domingo ganara el No a los acuerdos firmados con las FARC.

“Hay un riesgo real de que el proceso de paz se paralice y estalle de nuevo la guerra civil, lo que hace todavía más importante que todas la partes, encabezadas por el presidente Santos y el líder de la guerrilla de las FARC, Rodrigo Londoño, alias ‘Timochenko’, mantengan el respeto al alto el fuego”, recalcó el Comité desde Oslo.

Por su parte, el jefe de Estado reiteró su propuesta de alcanzar un pacto nacional para salvar al Acuerdo. “Este Premio Nobel de la Paz llega en un momento muy oportuno porque lo considero un mandato para encontrar una solución rápida a este problema. Es la hora de la paz”, manifestó en un acto con promotores del Sí, quienes lo vivaron y pidieron el fin de la guerra. En la Casa de Nariño, sede del Ejecutivo, el mandatario indicó que se considera “optimista”.

Reacciones. Desde el ex presidente Alvaro Uribe, líder del No y principal opositor de Santos, hasta Timochenko, las principales figuras políticas de Colombia y la escena internacional saludaron al segundo colombiano en ganar la distinción –el otro fue Gabriel García Márquez, quien se alzó con el Nobel de Literatura de 1982–. “Felicito el Nobel para el presidente Santos, deseo que conduzca a cambiar acuerdos dañinos para la democracia”, escribió Uribe en su cuenta de Twitter.

Desde La Habana, las FARC también reconocieron al mandatario. “Felicito al presidente Juan Manuel Santos, a garantes Cuba y Noruega, acompañantes Venezuela y Chile, sin los cuales sería imposible la Paz”, consideró Timochenko. “El único premio al que aspiramos es el de la #PazConJusticiaSocial para #Colombia sin paramilitarismo, sin retaliaciones ni mentiras #PazALaCalle”, agregó el número uno de la guerrilla.

Según Obama, el premio concedido a Santos es “un testamento a su valiente e incansable liderazgo durante años de difíciles negociaciones”. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, consideró que el galardón trae “esperanza para toda la región” y anima al presidente colombiano “a seguir avanzando por ese camino”. El gobierno de Mauricio Macri también envió sus saludos. “¡Felicitaciones Juan Manuel Santos, Nobel de la Paz! ¡Un orgullo para nuestra región! A seguir trabajando para asegurar que esa paz sea una realidad”, escribió la canciller Susana Malcorra. El Nobel de la Paz argentino, Adolfo Pérez Esquivel, se congratuló con el galardón: “Todos esperamos que esta designación ayude a encontrar el premio de la Paz que el pueblo colombiano merece”.

Impulsado por el fuerte espaldarazo internacional, Santos buscará ahora acercar posiciones entre el uribismo y los jefes de la guerrilla.