INTERNACIONAL


Perú elige presidente con Keiko Fujimori como gran favorita

La hija del exmandatario lidera las encuestas. Habría balotaje con el economista Kuczynski o la líder de izquierda Mendoza. .

PERFIL COMPLETO


Foto:AFP

Los peruanos acudirán hoy a las urnas con la certeza de que Keiko Fujimori, hija del ex presidente Alberto Fujimori, será la candidata más votada, y con la incertidumbre sobre quién de los otros postulantes la acompañarán en un eventual ballottage: si la congresista Verónika Mendoza o el ex alcalde de Lima Pedro Pablo Kuczynski. Durante toda la campaña, Keiko lideró las encuestas, que pronostican que cosechará entre el 35% y el 40% de los votos, lo que no le alcanzaría para triunfar en primera vuelta.

Entre sus inmediatos competidores habría un empate técnico, según los últimos sondeos. Tras abandonar el Partido Nacionalista, peleada con el presidente Ollanta Humala y con la Primera Dama, Nadine Heredia, Mendoza, lideró el Frente Amplio, una fuerza de izquierda que propone cambiar el modelo económico peruano, caracterizado por la ortodoxia, el crecimiento y la desigualdad. Pedro Kuczynski, por su parte, es un empresario de 77 años, muy popular en la capital del país, pero con poca presencia a nivel nacional. En su cierre de campaña en Cusco, el economista afirmó que “existen dos propuestas extremas nacidas del pasado: por un lado, el autoritarismo; por el otro, experimentos radicales que ya fracasaron en países vecinos”, en alusión a Fujimori y Mendoza.

¿Más de lo mismo?. En su segundo intento por llegar a la presidencia, tras ser derrotada en 2011, Keiko tiene por delante un doble desafío: mantener el caudal de voto del fujimorismo, un electorado fiel y emocional, y despegarse del legado de su padre, que cuenta con un elevado rechazo en el resto de la población. Por eso, la candidata de 40 años prometió esta semana respetar los derechos humanos y “no beneficiar” a su familia, ante el temor de que reedite los crímenes cometidos por su progenitor en los 90.


En su cierre de campaña, Fujimori dijo que sabe “muy bien qué capítulos” tiene “que dejar de lado” y reiteró que trabajará “para fortalecer” la democracia. Vestida de naranja y con la K flameando en todas las banderas –cualquier similitud con Argentina es pura coincidencia–, aseguró que “tiene los pantalones bien puestos para acabar con la delincuencia” y que construirá prisiones de máxima seguridad a más de 4 mil metros de altura.
Tanto Mendoza como Fujimori son favoritas en los barrios pobres y en las zonas rurales, que representan el 22% del electorado, mientras que Kuczynski se hace fuerte en el sector urbano y entre las clases medias y altas. Según los sondeos, Keiko sería derrotada por Kuczynski el 5 de junio, mientras que vencería a Mendoza si fuese su adversaria.


A pesar del embate de la crisis financiera internacional, Perú cerró 2015 con un crecimiento del 3,26%, uno de los mayores de la región, y redujo la pobreza un 35% entre 2001 y 2014, aunque los beneficios no se derramaron a toda la población. Con esa deuda pendiente, 22 millones de peruanos decidirán entre un fujimorismo supuestamente “renovado”, la continuidad económica o un giro hacia la izquierda.



Leandro Dario