INTERNACIONAL ELECCIONES EN CHILE

Sebastián Piñera ganó las elecciones pero no pudo evitar el balotaje

Con una asistencia menor al 50%, el candidato de derecha quedó en primer lugar con el 36% de los votos. Sin embargo, deberá competir con el oficialista Alejandro Guillier para consagrarse como sucesor de Michelle Bachellet.

El ex presidente, nuevamente candidato, ganó las elecciones pero deberá ir al balotaje.
El ex presidente, nuevamente candidato, ganó las elecciones pero deberá ir al balotaje. Foto:AFP

Sebastián Piñera lideraba este domingo, con el 36,67% de los votos, la elección presidencial en Chile, con más del 80% de las mesas escrutadas. Los puntos obtenidos no le alcanzan al expresidente para evitar el balotaje del 17 de diciembre, en el que deberá competir con el candidato oficialista Alejandro Guillier, que quedó en segundo lugar con 22,64%.

La gran sorpresa es el resultado obtenido por la candidata Beatriz Sánchez, del Frente Amplio (izquierda radical), que se ubicó en la tercera posición del podio, a solo dos puntos de Guillier, con el 20,34% de los sufragios.

Por su parte, el candidato de Chile Vamos (derecha), José Antonio Kast, quien reivindica el legado de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990), obtuvo el 7,88% de los votos escrutados. Le siguen la candidata de la Democracia Cristiana Carolina Goic con el 5,91% y Marcos Enríquez-Ominami (izquierda) con el 5,68%.

Chile siguió con su tradición de contar con la tasa más baja de participación en América Latina. De un total de 14.347.288 habilitados para votar, solo sufragaron alrededor de 6.650.000 votantes, una cifra que está por debajo del 50%

"Quiero ser el presidente de la unidad, de la clase media, de los niños y de los adultos mayores, de las regiones y del mundo rural", ha dicho el empresario multimillonario con una fortuna de 2.700 millones de dólares, según la revista Forbes. Piñera ha prometido llevar a Chile al pelotón de los países desarrollados en ocho años, pero su discurso no alcanzó para obtener el caudal de votos esperado.

Guillier, tras pasar de puntillas durante casi toda la campaña sobre el legado de Bachelet, al final prometió continuar las reformas que han quedado a medias, como la de la Constitución que data de la época de la dictadura. "La historia demostrará que se tomaron las decisiones correctas", dijo el candidato oficialista en el cierre de su campaña.