INTERNACIONAL RENUNCIÓ UN FUNDADOR

Podemos vive su primera gran crisis a menos de un mes de elecciones clave

Juan Carlos Monedero, uno de sus fundadores y exasesor de Hugo Chávez, dimitió al partido.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

Desde Madrid

Después de un comienzo arrollador, cuando sus líderes prometían “tomar el cielo por asalto” y amenazaban al bipartidismo, Podemos, la formación política heredera de los Indignados, se muestra mucho más terrenal y acumula malas noticias. La última: la salida de Juan Carlos Monedero, uno de sus fundadores y ex asesor de Hugo Chávez, que enfrentó un escándalo de corrupción al ser acusado de financiar al partido con 425 mil euros recibidos del banco del ALBA, la alianza bolivariana, que no declaró correctamente a Hacienda.

“Le he presentado a mi amigo Pablo la dimisión en la dirección”, anunció Monedero, en referencia al secretario general de la formación, Pablo Iglesias. “Siguen firmes mi amistad con alguien tan grande y el compromiso con Podemos”, agregó.

Egos. Pese a estas palabras, detrás del enfrentamiento entre ambos dirigentes “hay un choque de egos”, dice a PERFIL Juan Vidart, profesor de Economía Política de la Universidad Rey Juan Carlos. “Son dos formas distintas de ver la política: Iglesias viene de la Unión de Juventudes Comunistas y es de un corte más centralista; y Monedero tiene una visión más asambleísta, propia del 15M”, agrega.

Podemos vive su primera gran crisis desde su nacimiento, en enero de 2014. Comienza a perder terreno en los sondeos a menos de un mes de unas elecciones regionales y municipales consideradas como un test para las legislativas de finales de año. Y la acusación a Monedero golpeó su “aura” de partido nuevo y diferente. “Las denuncias modificaron el juego de poderes y lastraron no sólo su imagen sino también la de Podemos”, explica a PERFIL Elena Costas, economista de la Universidad de Barcelona (UAB).

¿Pero cómo impacta la dimisión de Monedero en Podemos? “Por un lado, el efecto Monedero ha provocado un desgaste a Podemos, y esto se comienza a percibir”, explica a PERFIL Alberto Kot, sociólogo de la UNED. “Las encuestas ya no lo ubican en una posición privilegiada, y los resultados electorales en Andalucía no fueron los más esperados tampoco; además, otro interlocutor se ha sumado al juego con fuerza logrando ocupar la centralidad del tablero político, con un mensaje más mesurado, Ciudadanos, explica el analista, en alusión al partido surgido en Cataluña y liderado por Albert Rivera.  

“Hubiera sido más sana una salida de Monedero en aquel momento, cuando dio aquella rueda de prensa para argumentar su situación con Hacienda, pero ahí Podemos mostró una falta de respuesta, una falta de reacción para un partido que fue llamado a traer la transparencia” al sistema político español, concluye Elena Costas.



Hebe Schmidt