INTERNACIONAL CANADÁ LE HABÍA NEGADO EL ASILO


Quién era Aylan Kurdi, el niño sirio cuya muerte conmovió al mundo

Mueren decenas de refugiados camino a Europa cada semana, pero la fotografía de su cuerpo golpeó a la opinión pública. Su historia.

Los agentes turcos encontraron el cuerpo de Aylin Kurdi en la playa.
Los agentes turcos encontraron el cuerpo de Aylin Kurdi en la playa.
Foto:AFP

La foto de Aylan Kurdi, de tres años, ahogado en una playa de Turquía, tras el naufragio de dos embarcaciones de refugiados sirios, generó conmoción en el mundo y en particular en Europa, enfrentada a una creciente presión para gestionar la llegada de miles de migrantes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

Los dos barcos que naufragaron habían salido de la localidad turca de Bodrum con destino a la isla griega de Kos, puerta de entrada de la Unión Europea. Los guardacostas turcos fueron alertados por los gritos de los pasajeros de los barcos. En el naufragio murieron cinco menores y siete adultos, mientras que 15 personas pudieron ser rescatadas. Entre los fallecidos, estaba su hermano Galip, un niño de cinco años, y la madre de ambos, Rehan, de 35. Ninguno tenía chaleco salvavidas.

Según consignan medios locales, Abdullah Kurdi, padre de Aylan y Galip, logró sobrevivir al naufragio. El diario canadiense National Post asegura que "el único deseo" de Kurdi es ahora regresar a Siria para enterrar a su mujer y a sus hijos.

La familia del pequeño Aylin había solicitado asilo a Canadá, pero les fue denegada la solicitud. "Escuché las noticias a las cinco de la mañana", afirmó Teema Kurdi, hermana de Abdullah y residente en Vancouver, donde trabaja de peluquera, al medio canadiense. El pedido habría sido rechazado por problemas diplomáticos entre Canadá y Turquía. El país norteamericano no habría accedido además porque no contaban con el "reconocimiento internacional de refugiados". "Estaba tratando de financiarlos y tenía a mis amigos y a mis vecinos que me ayudaban con los depósitos bancarios, pero no pudimos sacarlos y por eso debieron tomar el barco", explicó la mujer.

"Incluso les estaba pagando un alquiler en Turquía, pero es horrible cómo tratan a los sirios allí", añadió.

La fotografía del agente turco cargando al menor fue una de las más difundidas por los medios y las redes sociales con el hashtag #KiyiyaVuranInsanlik ("La humanidad ha naufragado", en turco). Uno de los agentes de rescate dijo a la agencia de noticias AFP que las autoridades turcas tomaron testimonio a la familia del niño que procedía de la localidad siria de Kobane.

"El bote que llevaba al niño y a su familia estaba pensado para cuatro personas, pero había 15 refugiados a bordo", explicó el funcionario. "No había fuertes vientos, lo más probable es que entraran en pánico y que muchos no supieran nadar".

Cómo reaccionó Europa ante la tragedia. En España, el diario El Mundo, señaló que la foto "ya forma parte del álbum migratorio de la infamia", mientras que El Periódico escribió que la imagen ilustra "El naufragio de Europa". Para el diario británico The Guardian, la foto resume "todo el horror y el drama humano que se vive en las costas europeas". "Si imágenes tan potentes como la de un niño sirio muerto arrastrado por las olas no cambian la actitud de Europa frente a los refugiados. ¿Qué podría hacerlo?", se interroga el diario The Independent. En Italia el diario La Repubblica reprodujo la imagen en Twitter titulándola "Una foto para silenciar al mundo".

Por su parte, el director de emergencias de la ONG Human Rights Watch, Peter Bouckaert, explicó que compartió la imagen en Twitter, pese a duro drama que retrata. "Algunos dicen que la foto es muy ofensiva para ser compartida en internet o publicada en los diarios. Pero a mí lo que me parece ofensivo es un niño ahogado que yace en la playa cuando se podría haber hecho más para prevenir su muerte", expresó.



Redacción de Perfil.com


Temas:

  • Aylan Kurdi
  • Turquía
  • nene sirio
  • Inmigración
  • refugiados
  • guerra en Siria
  • Europa
  • Canadá
  • KiyiyaVuranInsanlik
  • Migración
  • niño sirio