INTERNACIONAL LARGA VIDA CUBANA


Receta para olvidar a Fidel Castro

larga vida cubana

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com
Foto:Perfil.com
Enciendo la radio y un locutor declama un breve titular: “Fidel Castro, el Gran Constructor”. Explica que las más importantes obras del país han salido de esa cabeza que durante décadas cubrió una gorra verde olivo. En la televisión, un abogado detalla el legado jurídico del Máximo Líder y al terminar el programa anuncian un documental sobre “el Invencible Guerrillero”.
Todo este exceso de homenajes y recordatorios es, sin dudas, un desesperado intento de recuperar del olvido al ex presidente cubano, sacarlo de esa zona de abandono mediático en que cayó desde que anunció su salida del poder, hace ya una década. Al hombre que nació en 1926 en el poblado de Birán lo hemos ido dejando en el pasado, condenándolo al siglo XX, enterrándolo en vida.
Los niños que cursan la escuela primaria nunca han visto al otrora locuaz orador hablar por horas en un acto público. Los campesinos han respirado aliviados de no tener que recibir sus constantes recomendaciones de “Agricultor en Jefe” y hasta las amas de casa agradecen que no aparezca en un congreso de la Federación de Mujeres Cubanas enseñándoles a cocinar con una olla de presión.
Los cansados de su omnipresencia son los que le darán el puntillazo final al mito. Lo harán sin algarabía ni actos heroicos. Simplemente, dejarán de hablar de él a los hijos, no colgarán las fotos en que se le ve con fusil y charretera en las salas de sus casas ni nombrarán a sus nietos con las cinco letras de su nombre.
La celebración por el 90 cumpleaños de Fidel Castro es en realidad su despedida: desmesurada y agobiante como fue su vida política.

Yoani Sánchez