INTERNACIONAL

Reino Unido reafirmó que no negociará la soberanía de las islas Malvinas

El ministro de Defensa británico visitó las islas y aseguró que la mayor amenaza no es Argentina sino el opositor británico Jeremy Corbyn.

Foto:Twitter MInisterio de Defensa británico

El ministro de Defensa británico Michael Fallon reafirmó que su país no hará negociación por la soberanía de Malvinas. Lo declaró durante su visita al archipiélago de la que se hacen eco los medios británicos. El funcionario anunció además que tiene previsto invertir 180 millones de libras (258 millones de dólares) en mejorar las defensas de las islas durante los próximos diez años.

Es el primer viaje que realiza un titular de Defensa de este país al archipiélago del Atlántico Sur en más de una década, consignó Télam.

Según dijo el ministro en declaraciones que publica hoy el diario británico The Daily Telegraph, "la mayor amenaza que existe actualmente" para las Malvinas la constituye el líder del opositor Partido Laborista, Jeremy Corbyn, quien ha indicado que el Reino Unido y Argentina deberían negociar la soberanía de la isla "ignorando los deseos de los isleños".

La cadena pública BBC informó este miércoles de que pese a que se temía que la visita de Fallon pudiera "inflamar tensiones con Argentina", el titular británico ha confiado en que las relaciones entre ambos países puedan "mejorar" con la presidencia de Mauricio Macri. Además, el ministro insistió en que no habrá negociación sobre el futuro de la isla.

La visita de Fallon se produce en medio de un acercamiento entre Londres y el nuevo gobierno argentino de Mauricio Macri, un deshielo que el ministro tildó de "oportunidad". En un comunicado del ministerio de Defensa de este miércoles, Fallon dijo que "existe una oportunidad real de construir las relaciones positivas entre el Reino Unido, las islas Malvinas y sus vecinos sudamericanos". Sin embargo, recordó que la soberanía "es innegociable" y recordó el resultado del reciente referendum kelper.

Durante su viaje, Fallon rindió tributo en Port Stanley a los 255 militares británicos que cayeron durante la guerra de las Malvinas en 1982. El ministro inspeccionó algunas de las obras que se realizan como parte del paquete de 180 millones de libras (258 millones de dólares) para modernizar la infraestructura defensiva de las islas, anunciado en marzo.

Los últimos años han estado marcados por un incremento de las tensiones entre ambos países a consecuencia de la histórica disputa por la soberanía del archipiélago del Atlántico Sur, bajo dominación británica desde 1833.



Redacción de Perfil.com