INTERNACIONAL HOY, ELECCIONES PRESIDENCIALES

Santos y Zuluaga definen el futuro de Colombia

El presidente busca la reelección y el opositor la vuelta al poder del uribismo. La paz con las FARC polarizó al país. Denuncian fraude y amenazan con desconocer los resultados.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El presidente Juan Manuel Santos y el candidato opositor Oscar Iván Zuluaga definirán hoy quién será el próximo jefe de Estado de Colombia. Un día después de la goleada 3 a 0 de la selección cafetera, los dos dirigentes jugarán la final electoral que pondrá fin a una campaña reñida y polémica, en la que cruzaron graves acusaciones de vínculos con el narcotráfico y espionaje ilegal. Pero los comicios no sepultarán la encarnizada pelea entre el jefe de Estado y su antecesor, Alvaro Uribe, que patrocina a Zuluaga. El ex primer mandatario insinuó con desconocer los resultados, en caso de perder, y advirtió sobre un posible fraude orquestado por su ex delfín.

“Voy a ganarle por ocho o diez puntos, por lo menos”, contestó Santos, con un optimismo a prueba de encuestas y que minimiza los 458 mil votos que le sacó Zuluaga en la primera vuelta. Dos sondeos de opinión dan ganador a Santos y dos al candidato del Centro Democrático. De ellos, el que plantea el resultado más estrecho es Gallup, que pronostica que el opositor obtendría un 48,5% y Santos un 47,7%, lo que configuraría un empate técnico. “Todo indica que habrá unas elecciones muy reñidas. Es difícil pronosticar quién será el ganador. Serán parejas por la fuerza que tiene Uribe a nivel nacional, que hoy está en la oposición a Santos. Se enfrentan un presidente en ejercicio contra el candidato del ex mandatario más popular de la historia colombiana”, explicó a PERFIL Jorge Londoño, gerente general de la encuestadora.

El tema que dividió las aguas durante la campaña fue la negociación de paz con las FARC en La Habana. Según el gobierno colombiano, se trata de una oportunidad única para finalizar un conflicto armado que lleva más de cincuenta años. Por su parte, Zuluaga, que anunció que mantendrá el diálogo sólo si la guerrilla declara un cese al fuego unilateral, acusó a su rival de buscar una paz con impunidad.

Quienes están en medio de esa disputa son las víctimas del grupo armado, que reclaman verdad y justicia. “El tema de la paz ha sido manoseado por la clase política. Lo hicieron bandera electoral y eso le quitó muchísima credibilidad a las dos campañas”, confió a PERFIL Herbin Hoyos Medina, conductor del programa radial Las voces del secuestro. “Pese a haber vivido el horror de la guerra, de haber pagado con su sangre, las víctimas no están pidiendo cárcel. Quieren verdad. Que les entreguen los restos de los que secuestraron y mataron. Que liberen a los 300 o 400 rehenes que aún tienen prisioneros. Lo demás se lo dejamos al Estado, que lo resuelva con la Justicia”, completó el Premio PERFIL a la Libertad de Expresión Internacional 2008.

La polémica creció en las últimas horas cuando la oposición denunció que el mandatario habría comprado votos en la costa del Caribe. “El fraude electoral y el abuso de poder de Santos no tienen antecedentes en Colombia. Se han radicado once denuncias”, acusó el Centro Democrático.

Con algarabía por la fiebre mundialista, pero mucha apatía por la política –sólo el 40% del padrón fue a votar en la primera vuelta–, los colombianos elegirán entre la reeleción del presidente o la vuelta al poder del uribismo. En las elecciones más reñidas de los últimos veinte años, la incertidumbre sobre quién será el próximo primer mandatario del país es total.



Leandro Dario