INTERNACIONAL EN EL MAR EGEO

Se ahogaron en el Mediterráneo 44 migrantes

Las víctimas, entre ellos veinte niños, murieron en tres naufragios frente a las costas turca y griega. La tragedia se produce mientras Europa debate la forma de reducir el flujo de refugiados, que el año pasado superó el millón.

Foto:Cedoc Perfil

Agencias
Barcelona
La tragedia que acecha la avalancha de migrantes hacia Europa no da tregua: al menos 44 personas, entre ellas veinte niños, murieron ayer en el mar Egeo, en tres naufragios ante las costas griega y turca, lo que elevó a 130 la cifra de refugiados muertos este mes en el Mediterráneo.
Según datos de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), enero de 2016 batió un macabro récord de migrantes muertos con respecto a enero de 2015 (82) y a enero de 2014 (12).
El año pasado murieron cientos de personas tratando de cruzar el mar, mientras Europa enfrenta su peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial.

Islas. Ayer por la madrugada, guardacostas griegos recuperaron veinte nuevos cuerpos de migrantes ahogados, lo que elevó a 44 muertos –entre ellos veinte niños– el balance aún provisional de los tres naufragios, según la policía portuaria.
Las nuevas víctimas halladas perecieron el naufragar su barco ante el islote de Kalolimnos, lo que causó 34 muertos.
Otras siete personas se ahogaron cuando su embarcación se hundió ante la isla de Farmakonissi. Además, los guardacostas turcos hallaron los cuerpos de tres niños tras otro naufragio frente a la localidad de Didim, según la agencia de prensa Dogan.
La búsqueda prosigue en esas zonas, pues según las 26 personas que pudieron ser rescatadas varias decenas de viajeros se hallaban a bordo.

Sin interrupciones. El jueves, al menos 12 migrantes, entre ellos varios niños, murieron ahogados frente a las costas turcas del Egeo tras naufragar la embarcación en la que trataban de llegar a las islas griegas. Los guardacostas turcos lograron rescatar a 28 personas.
A pesar del frío, miles de migrantes, muchos de ellos huyendo de las guerras en Siria, Irak y Afganistán, se aventuran cada día en las aguas del mar Egeo para alcanzar las islas griegas, puerta de entrada en Europa.
Desde comienzos de año, la OIM ha contabilizado 31 mil llegadas a las islas griegas del Egeo oriental, 21 veces más que en enero de 2015.

Promesas de la UE. En este contexto, la canciller alemana, Angela Merkel, criticada en su país y aislada en Europa, intentaba ayer lograr el apoyo de Turquía para reducir el flujo de migrantes.
Merkel recibió en Berlín al  jefe de gobierno turco, Ahmet Davutoglu, y sus principales ministros en una reunión de consultas germano-turcas que la canciller calificó de “clave” para resolver la crisis de los migrantes.
Europa enfrenta su peor crisis migratoria desde la Segunda Guerra Mundial. Más de un millón de personas entraron al continente durante 2015 –la mayoría a través de Grecia– cruzando el mar en pequeños barcos de contrabandistas desde Turquía, país que desempeña un papel central en la estrategia de Merkel de reducir de manera “significativa” el número de solicitantes de asilo en Alemania.



Redacción de Perfil.com