INTERNACIONAL

Sin detalles sobre Chávez, Maduro pidió "vacunarse contra la mentira"

Se esperaba que el vicepresidente venezolano hablara sobre el estado del líder bolivariano, pero dejó pocas precisiones. Las dudas del mensaje. Fotos.

Foto:AP.

Mientras Venezuela sale de un Año Nuevo sombrío por los rumores sobre las complicaciones en la salud del presidente Hugo Chávez, y ni siquiera el gabinete nacional de ese país se pone de acuerdo en el tenor de los mensajes difundidos al pueblo y la comunidad internacional, el vicepresidente y canciller, Nicolás Maduro, brindó una entrevista exclusiva al canal regional Telesur, aunque pocas fueron las precisiones que diera sobre la salud del líder bolivariano en las últimas horas.

En una entrevista grabada durante su estadía en La Habana, el vicepresidente venezolano pidió a su pueblo tener “confianza y seguridad en las informaciones que en cada momento estaremos dando", a pesar de que en las últimas semanas, sus comunicaciones reflejan ciertas contradicciones con los mensajes del ministro de Comunicación e Información, Ernesto Villegas, y el de Ciencia y Tecnología, Jorge Arreaza.

Durante el diálogo con la periodista cubana Arleen Rodríguez, el heredero político de Chávez definió la incertidumbre en la que está sumido el Gobierno como "una dificultad del fin de año", aunque reconoció que “la adversidad más dura (de la revolución bolivariana) es esta que estamos viviendo”.

“Llegamos (a La Habana) el 29. Nos fuimos directo al hospital. Estuvimos conversando con los médicos y las hijas del Presidente, con nuestro querido compañero Jorge Arreaza, con el Comandante Fidel”, relató Maduro, en una dilatada descripción que poco dejó en claro sobre el estado de Chávez en las últimas horas.

“Durante el día 30, estuvimos haciendo seguimiento de la situación y se dio la información oficial que dimos a conocer en el comunicado. Decidimos quedarnos en La Habana para acompañar a los familiares y al Comandante Presidente", continuó. Según se prevé, Maduro regresaría a Caracas el miércoles 2.

Según contó el funcionario, se reunió con el jefe de Estado en dos oportunidades, aunque hay quienes sostienen que, dada la supuesta gravedad de su condición, Maduro sólo habría hablado con la familia del presidente y el ministro Arreaza, esposo de María Rosa Chávez, hija mayor del mandatario.

"Él está consciente, absolutamente, del estado postoperatorio. Nos pidió expresamente que mantuviéramos actualizado al pueblo con la verdad", afirmó el canciller. "Todo el postoperatorio ha sido complejo, complicado", comentó.

No obstante, el vicepresidente destacó la atención del Centro de Investigaciones Médico-Quirúrgicas (CIMEQ). "El Presidente está siendo atendido, tiene sus tratamientos. A veces ha tenido ligeras mejorías, a veces, situaciones estacionarias", evaluó. Nada dijo sobre las complicaciones en la infección respiratoria de las que había hablado el domingo 30, detalle que hace suponer que el video habría sido grabado con anterioridad al eventual decaimiento que habría sufrido Chávez en las últimas 24 horas.

"Vi al Presidente con una fuerza gigantesca", aseguró Maduro. "Si nuestro comandante está dando esta batalla con esa fuerza, nosotros también tenemos que hacerlo", exhortó. “Confiamos en nuestro pueblo. Es el pueblo de los milagros. Es el pueblo de Chávez", prosiguió el funcionario.

"Nosotros tendremos la confianza y la fe en Dios y los médicos. El Comandante Chávez terminará saliendo más temprano que tarde", vaticinó.

El futuro del país. Mientras el gobierno insiste en afirmar que Chávez gobierna desde Cuba, lo cierto es que el vicepresidente Maduro ya dictó sus primeros decretos y cuenta con plenas facultades para hacerse cargo del Ejecutivo. Sin embargo, el gabinete bolivariano se resiste a hablar abiertamente del panorama político que se abre si el presidente no puede asumir su cuarto mandato ininterrumpido el 10 de enero.

“Las revoluciones demuestran su fortaleza o debilidad de acuerdo a las pruebas que se presentan”, analizó el canciller. “(La revolución bolivariana) pasó todas las pruebas y salió de cada una de ellas cada vez más fuerte”, aseveró.

Chávez nunca le ha fallado al pueblo venezolano, ni a los pueblos de América Latina”, opinó Maduro, al tiempo que defendió la última candidatura a presidente de Chávez, a pesar de que estar ya en tratamiento por el cáncer que sufre. “El pueblo se lo pedía”, justificó.

No obstante, y aunque no abandona cierto optimismo en cuanto a su recuperación, el funcionario parece deslizar, en sus últimos mensajes, algunas indirectas sobre el futuro del país sin su conductor.

“El presidente Hugo Chávez debe estar siempre en la conducción de la Patria”, afirmó. “(Tenemos una) Confianza infinita, absoluta en el pueblo venezolano, en el futuro de la Patria”, continuó, mientras destacó “la educación, cultura política, niveles de organización del pueblo venezolano para hacer continuar esta revolución por lo que queda de este siglo”.

"Esta es una revolución espiritual, de amor", aseguró Maduro. "Tiene reservas morales, reservas políticas para hacer frente a lo que deba vivir", remarcó.

La derecha miserable. Entre saludos por un nuevo aniversario de la Revolución cubana y análisis sobre procesos anti-imperiales en América Latina, el discurso de Maduro llamó a los venezolanos a "acompañar al Comandante" y “vacunarse frente a la mentira".

"Detrás de los rumores malintencionados está el odio y la mentira, la derecha", fustigó. "Son enfermos mentales, enfermos de odio, maldad", sentenció el vice, que acusó a la oposición de “no respetar el sentimiento”.

“No tienen límites. El alma de la derecha es esa, un alma miserable", lanzó.

"Que la derecha reflexione, si les queda masa gris en el cerebro, o en el corazón un sentimiento. Que respeten", concluyó.


Redacción de Perfil.com


Temas: