INTERNACIONAL CRECEN LAS EXPORTACIONES

Tabaco, ron y café: la receta de Cuba para salir de la crisis

La venta de tres de los productos más tradicionales de la isla está ayudando a su economía, hoy golpeada por la debacle venezolana.

Historia. Ante el derrumbe del mercado azucarero, son las estrellas de las ventas, dentro y fuera del país.
Historia. Ante el derrumbe del mercado azucarero, son las estrellas de las ventas, dentro y fuera del país. Foto:Cedoc Perfil
Desde La Habana
Un viejo trío cubano de productos de exportación, el tabaco, el ron y el café, volvió a la primera línea de la búsqueda que Cuba impulsa para aumentar su comercio exterior y beneficiar así la economía nacional.
Por muchos años el “rey” de las ventas al exterior del país fue el azúcar, cuya industria fue víctima a inicios de este siglo tanto de una caída de precios a nivel internacional como de la tecnología obsoleta del sector.
En el caso del “trío mágico” tabaco-ron-café, el mercado al que pueden apuntar es planetario, especialmente los lujosos habanos y el ron que, según afirman sus fabricantes, “no tiene competencia”.
Tiendas dedicadas a la venta de esos productos en Cuba han demostrado que los turistas (cuatro millones de extranjeros en 2016) quieren comprarlos casi con urgencia apenas desembarcan en La Habana.
“Ingresa más de un millón de CUC por quinto año”, expuso esta semana un titular de un análisis económico en la prensa local al referirse a un comercio de habanos en La Habana. El CUC, o cubanos convertibles, es una moneda que circula paralela al peso nacional y cuyo valor está casi en paridad con el dólar. Ello quiere decir que tal vez más de un millón de “verdes” entraron en las arcas estatales de una de las tiendas, la Romeo y Julieta, que recibió el título de “Colectivo millonario” por sus administradores.
El galardón fue un reconocimiento por sobrepasar sus ingresos de un millón de CUCs, de enero a septiembre pasado “como resultado de su positiva gestión durante el año recién concluido”.
Los clientes principales del “trío” están sin embargo fuera del país y son España, Estados Unidos, Rusia, China, Francia, Italia, Alemania, México, Brasil, Emiratos Arabes y otros.
“Los tres” están, por otra parte, entrando en el codiciado mercado estadounidense gracias al “deshielo”, aunque en cantidades muy limitadas, superadas desde hace poco por el plebeyo carbón vegetal que la isla comenzó a vender “en grande” a Estados Unidos.
Si Donald Trump no cambia las cosas, el tabaco, el ron y el café pueden ser comprados en Cuba y llevados a Estados Unidos por los “americanos” a título personal y en proporciones muy limitadas.

Economía. La economía cubana vive hoy una encrucijada. El PBI cayó un 0,9% en 2016, entre otras causas por la caída en el flujo de petróleo que recibe de Venezuela, actualmente en medio de una crisis, en el marco de acuerdos muy beneficiosos.
En tal contexto, el gobierno llamó a sus empresarios a abandonar los prejuicios contra las inversiones extranjeras por temor a “caer en el capitalismo”.
Ello lleva a los analistas a pensar que podrían venir más decisiones que flexibilicen al máximo posible los parámetros para que se acepten las inversiones, que hoy sólo se concretan tras largos y difíciles procesos de aceptación.n

Francisco Forteza / ANSA