INTERNACIONAL

Temen por un argentino que estaba en la región

PERFIL COMPLETO

Foto:Facebook

Gonzalo Zamorano tiene 30 años, es un fotógrafo mendocino y hace un año que está viajando por el sudeste asiático, tomando imágenes. Doce días atrás, Gonzalo se había comunicado con sus padres para avisarles que iba a estar “veinte días sin señal” porque iba a realizar una caminata por Annapurna, un macizo situado en la cordillera del Himalaya. Su familia está muy preocupada ya que, desde el terremoto en Nepal, no sabe nada de su paradero.
“Se iba con dos muchachos más, otro argentino y un chico más que había conocido en el viaje. Venía desde Tailandia”, relata Eduardo Zamorano, padre de Gonzalo, a PERFIL.
La familia ya se comunicó con la embajada argentina en Nueva Delhi, con jurisdicción también en Nepal, y le dijeron que ante cualquier novedad iban a ponerse en contacto con él.
“También hablamos con la Embajada de España ya que Gonzalo tiene la ciudadanía española. Aún estamos esperando”, agregó Eduardo.  
Hacía 12 días que Gonzalo estaba en Nepal, como parte de un año sabático que se tomó luego de haber trabajado en España. En septiembre, tiene planeado viajar a Nueva Zelanda.

Argentinos a salvo. El jefe de administración de la embajada argentina en la India, Fernando Toledo, informó a la agencia Télam que los cinco argentinos que viven en Katmandú, la capital nepalesa, fueron contactados y se encuentran en buen estado.
Ayer, Nicolás Casullo, un argentino que se encuentra como turista en Nepal, informó que él junto a sus amigos estaban a salvo en una de las zonas más afectadas de Katmandú. Ellos pudieron trasladarse a un sector donde había electricidad, ya que gran parte de la ciudad quedó sin energía tras el sismo. “Se veía mucho imprevisto. Es un país que no está preparado para esto. Sabemos que las tareas de rescate siguen y, al no haber electricidad, todo se complica”, le dijo a TN.
Por su parte, otro de los sobrevivientes es Ulises Corvalán, un guía de montaña mendocino, que el 19 de abril de 2014 ya se había salvado de un alud en ese monte. La preocupación sobre su situación se disparó luego de las primeras noticias de las avalanchas. Pero su esposa, Gabriela, a través de la red social Facebook, brindó tranquilidad: “Hola, quería avisarles que hoy por la mañana Ulises se comunicó para avisar que Tendi Sherpa, Lali y él están muy bien”.  Abril es uno de los meses más populares para escalar el Everest, el pico más alto del mundo, antes de que lleguen los meses de lluvias y mayor nubosidad. Cerca del monte, de 8.850 metros, suele haber muchos campamentos base, y ésta fue una de las zonas más afectadas por el sismo.



Agustina Grasso