INTERNACIONAL ESTADOS UNIDOS

Tercer debate: Donald Trump amenazó con no aceptar el resultado electoral

En el último de los choques con Hillary Clinton, Trump se mostró más desconcertado y buscó retener el núcleo republicano e independiente. El juego de las diferencias con la demócrata.

Clinton gana terreno tras el tercer debate frente a Trump.
Clinton gana terreno tras el tercer debate frente a Trump. Foto:AFP

Con mayor dinamismo que en los dos debates previos, esta tercera y última edición de los choques entre los candidatos presidenciales estadounidenses Hillary Clinton y Donald Trump permitió evidenciar las diferencias en los principales temas críticos de las respectivas plataformas electorales gracias al juego de preguntas lanzadas por el periodista y conductor Chris Wallace de la cadena Fox News.

En la Universidad de Nevada, en Las Vegas, se trataron temas como la Corte Suprema, la tenencia de armas, aborto, inmigración, economía, política exterior e ISIS. También se discutieron algunos de los asuntos más espinosos en las respectivas campañas, las acusaciones de presunto fraude electoral, el supuesto hackeo ruso contra Estados Unidos para intervenir en la elección de los votantes, y hasta de las denuncias por acoso sexual contra Trump.

Si bien el desempeño de ambos dejó mucho que desear para los primeros análisis políticos realizados desde los medios norteamericanos, en esta ocasión al menos, Hillary Clinton demostró estar más preparada para esquivar los golpes que pudiera propinarle el republicano. Ante las balas de Clinton, Trump no pudo mas que convertirse en una máquina de negar. Se negó a aceptar los reportes de inteligencia respecto del espionaje ruso que permitió a Wikileaks intervenir en la campaña en detrimento de los demócratas; negó que aceptara un resultado electoral que no lo favoreciera, y negó que le haya pedido disculpas a su esposa por los audios sobre acoso sexual en su contra.

Consultado sobre si aceptaría la derrota electoral en caso que así fueran los resultados, dijo: "Examinaré los resultados en el momento propicio. Lo que he visto al menos está muy mal. Los medios de comunicación son corruptos. El New York Times no es honesto y envenenan los votantes. Si se fijan en las inscripciones de votantes, hay millones de personas que están inscriptas para votar que no deberían estar inscriptas”.

En otro orden de temas, Clinton defendió su postura a favor del matrimonio igualitario y el derecho al aborto, vistos con desdén en el mundo conservador.

En cuanto a la Justicia, Trump respondió que de ser presidente designará magistrados conservadores al máximo tribunal estadounidense, actualmente en un empate 4-4 entre jueces progresistas y conservadores. El magnate de 70 años también respaldó la Segunda Enmienda de la Constitución, que protege el derecho a poseer armas. Aunque también apoyó el derecho a las armas, Clinton dijo que eso "no está en conflicto con una regulación de sentido común" para controlar su acceso, acusando a Trump de estar a favor del lobby armamentista.

Uno de los mayores y más álgidos contrastes se produjo respecto de la inmigración. Trump, que propone construir un muro en la frontera con México y deportar a los 11 millones que viven clandestinamente en Estados Unidos, agregó: "Estamos recibiendo las drogas, y ellos el dinero. Necesitamos fronteras más fuertes", dijo el empresario. "Entre el público tenemos cuatro madres. Sus hijos fueron muertos por aquellos que llegaron al país ilegalmente. Las drogas llegan a montones a través de la frontera”, dijo. "Tenemos algunos hombres malos y vamos a sacarlos", señaló asimismo.

Trump se mostró decidido a mostrarse más duro en sus declaraciones mientras que Clinton buscó mantener el alza que viene obteniendo en las últimas semanas. En este marco, Trump cargó contra la prensa a la calificó como “deshonesta”.

Respecto de las denuncias sobre acoso sexual, Trump lanzó: "Eso salió de la campaña de ella. Ella y Obama pagan para contratar personas que generen violencia. Las denuncias contra mí son falsas. Ni siquiera me disculpé ante mi esposa. Esas mujeres quieren fama o lo causó la campaña de ella. Esas mujeres mienten. Tuvieron sos 10 minutos de fama. Fue pura ficción”.

Y concluyó: "Nadie tiene más respeto que yo por las mujeres".

Por lo pronto, la demócrata está adelante por 6,5 puntos, según un promedio de sondeos nacionales del sitio web Real Clear Politics. Las elecciones son el 8 noviembre. Una reciente encuesta realizada por la cadena CNN señaló que un 52% de los votantes asegura que la ganadora del debate fue Clinton, mientras que sólo un 39% cree que el republicano salió mejor parado del encuentro.