INTERNACIONAL MISION DE LA NASA


Terminó con éxito el arreglo de una estación espacial

ap/dpa/afp Desde Washington Dos astronautas terminaron con éxito ayer su primera salida al espacio para reparar uno de los dos circuitos de refrigeración de la Estación Espacial Internacional (ISS), culminando sus tareas antes que lo previsto, informó la NASA. Los estadounidenses Rick Mastracchio, de 53 años, y Mike Hopkins, de 44, regresaron a la cámara de despresurización en la ISS al culminar su salida que duró cinco horas y 29 minutos, la primera de tres previstas por la agencia espacial. “Excelente trabajo y muy rápido”, comentó uno de los supervisores desde el centro de control en Houston, Texas, cuando los dos astronautas lograron desconectar los cuatro tubos de la bomba de amoniaco defectuosa, además de las conexiones eléctricas, una hora y media antes de lo previsto. Los equipos en la Tierra pidieron entonces a los astronautas adelantar parte de las tareas previstas para la segunda salida orbital programada para mañana. Así, Mastracchio y Hopkins ya empezaron a retirar la bomba de amoniaco defectuosa, del tamaño de un refrigerador (1,65 metros de alto por 1,20 metros de ancho y 0,90 metros de profundidad), que había sido reemplazada en 2010 y permite mantener una temperatura adecuada en la ISS. Una eventual tercera salida, prevista para Navidad, aparece ahora como menos probable, dado que los dos astronautas podrían terminar de instalar la nueva bomba el lunes. En esta expedición, el japonés Koichi Wakata asistió a los dos astronautas manipulando desde el interior de la Estación un brazo robótico de 15 metros. Desde que se detectó por primera vez el problema el 11 de diciembre, la climatización de la ISS depende del segundo circuito de refrigeración. La NASA decidió hacer lo antes posible estos arreglos porque, de producirse otra falla de funcionamiento en el segundo sistema de aire acondicionado, la ISS se encontraría en una situación que podría poner en peligro a la tripulación



Redacción de Perfil.com