INTERNACIONAL ELECCIONES EN REINO UNIDO

Theresa May perdió la mayoría absoluta tras las elecciones anticipadas

Los conservadores perdieron una quincena de escaños, mientras que la oposición laborista ganó una treintena.

Theresa May
Theresa May Foto:Afp

El Partido Conservador de la primera ministra Theresa May perdió la mayoría absoluta en el Parlamento tras las elecciones legislativas anticipadas del ayer en el Reino Unido, según indicaron los resultados oficiales. Los conservadores encabezaron el escrutinio pero perdieron una quincena de escaños, mientras que la oposición laborista ganó una treintena.

Los malos resultados se atribuyen a un fracaso personal de May, que disponía de una mayoría de 17 escaños en el parlamento y había convocado las elecciones anticipadas pidiendo una mayoría más amplia para negociar en posición de fuerza la salida de la Unión Europea. Es por esa razón que desde su propio partido y desde la oposición emitieron pedidos de un paso al costado.

Sin embargo, May ignoró este viernes los llamamientos a dimitir y tratará de formar gobierno. Su vocero informó que la mandataria cumplirá con la formalidad de acudir al palacio de Buckingham a buscar el permiso de la reina para formar un ejecutivo, informó su portavoz.

Para ello, podría apoyarse en el Partido Unionista Democrático (DUP), aliado tradicional, cuyos 10 diputados, sumados a los 317 de los conservadores, sumarían 327, la mitad de la cámara más dos diputados. A falta de dos legisladores por decidir, los laboristas tenían 261. Luego de las negociaciones pertinentes, May se someterá a una moción de confianza en el Parlamento.

De no poder formar gobierno o no superar la moción de confianza, posiblemente May presentaría su dimisión y la reina invitaría entonces al líder del primer partido de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, a formar gobierno. Su partido estaría en buena medida de lograr el apoyo de los Liberal Demócratas y los nacionalistas escoceses.

El cataclismo conservador prolonga el año turbulento de la política británica desde que el país votó inesperadamente a favor de la salida de la Unión Europea en junio de 2016, y pareció abrir así una caja de pandora.

May, relecta en Maidenhead (oeste), no dio el brazo a torcer y dijo que sólo los conservadores son capaces de garantizar la estabilidad que necesita el Reino Unido en tiempos difíciles: "El país necesita un período de estabilidad y cualquiera sean los resultados, el Partido Conservador garantizará que podamos cumplir esa tarea de asegurar la estabilidad".