INTERNACIONAL ESTADOS UNIDOS

Tiene cáncer terminal y le busca una esposa a su marido

"Es fácil enamorarse de él, a mí me llevó un día", resume la mujer de 51 años que se dedica a escribir libros infantiles.

Amy Krouse Rosenthal.
Amy Krouse Rosenthal. Foto:Twitter.

Amy Krouse Rosenthal es una escritora infantil estadounidense que padece un cáncer terminal de ovarios. Ante este diagnóstico, la mujer decidió escribir un artículo para buscarle una esposa a su marido, una vez que ella muera. “He estado casada con el hombre más maravilloso durante 26 años. Planeaba que fueran al menos 26 años más”, dice en este escrito publicado por el diario The New York Times.

Titulado "Tal vez quieras casarte con mi marido", Roshental inicia su texto: "Llevo un tiempo intentando escribir esto, pero la morfina y la falta de hamburguesas jugosas (creo que ya van cinco semanas sin comida de verdad) me han dejado sin energía y han interferido con lo que me queda de capacidad de prosa".

“Por 26 años he estado casada con el hombre más extraordinario. Planeaba que estuviéramos juntos al menos otros 26 más. Nunca he estado en Tinder, pero voy a crear un perfil general para Jason aquí mismo, basado en mi experiencia de convivir en la misma casa con él durante 9.490 días”, agrega para referirse a su esposo.

"Empecemos por lo básico: mide 1,78 metros, pesa 72 kilos, tiene ojos color avellana y cabello entrecano", describe la escritora, y en relación a las habilidades de su marido, enumera: es un buen cocinero, amante de la música y la pintura.  "Es muy amoroso y detallista", completa. 

"Este es el tipo de hombre que es Jason: llegó al ultrasonido de nuestro primer embarazo con flores. Es el tipo de hombre que, ya que siempre se despierta temprano, me sorprende los domingos en la mañana al hacer caritas felices con algo que se encuentre cerca de la cafetera: una cuchara, una taza, un plátano", añade. 

"No viajé con mi marido y mis padres a Sudáfrica. No hay razón para solicitar la Beca de Harvard Loeb. No habrá ningún viaje de ensueño por Asia con mi madre. No conoceré las residencias de escritores en esas maravillosas escuelas de la India, Vancouver, Yakarta. No es de extrañar que la palabra cáncer y cancelación se vean tan similares”, son las cosas que la escritora detalla en su publicación, y que quedarán truncas en su vida.

"Este quería ser el regalo de San Valentín para mi marido, con la esperanza de que la persona indicada lea esto, encuentre a Jason y otra historia de amor comience. Dejo intencionalmente este espacio en blanco abajo, como una manera de darles a ustedes dos el nuevo comienzo que se merecen”, finaliza Rosenthal.