INTERNACIONAL

Tiene VIH y se filmó teniendo sexo con 31 personas

Michael Johnson no informó de su enfermedad ni de que estaba grabando los encuentros.

Foto:Facebook

Michael Johnson tiene 22 años, estudia en la Universidad de Lindenwood, en el estado de Missouri, y es excampeón de lucha. El joven puede enfrentar una condena a prisión de por vida, ya que está acusado de haber contagiado el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) a unas 32 personas, con las que habría tenido relaciones sexuales sin informarles de su condición.

La historia comenzó en mayo de 2013, cuando un hombre se contactó con la policía de Saint Charles y contó que había sido diagnosticado con VIH y gonorrea un mes después de tener relaciones sexuales en el campus universitario. Tras cinco meses de investigación, el 10 de octubre pasado, Johnson fue arrestado.

Al conocerse la noticia, otras cuatro personas también lo denunciaron. La policía continuó investigando y encontró resultados escalofriantes: Johnson mantuvo relaciones sexuales con unas 32 personas, en la mayoría de los casos sin protección, sin informarles que era HIV positivo.

Además, los agentes descubrieron los videos que el estudiante grabó de cada encuentro, que en su mayoría tuvo lugar en la universidad. Johnson tampoco informó nunca a sus parejas que estaban siendo filmados, según el River Front Times.

Johnson conocía a sus parejas casuales a través de dos cuentas de Twitter, tres de Facebook, una en Instagram y una en Vine. La mayoría están repletas de imágenes del atleta desnudo o semidesnudo, a veces entrenando. Desde que está preso, no volvió a publicar nada, pero muchas de las cuentas se llenaron de comentarios repudiándolo.

El fiscal de Saint Charles, Tim Lohar, aseguró que las presuntas víctimas no sabían que Johnson tiene VIH ni que los estaba filmando, y pidió que todos los que hayan mantenido relaciones con él den su testimonio. "Es un tema de seguridad individual y salud pública", dijo.

En 30 de los 50 estados de Estados Unidos es un crimen exponer a otra persona al virus, sea a través de relaciones sexuales, donación de sangre, u otros medios. En Missouri, la felonía se puede castigar con prisión perpetua. Si se confirman los casos en su contra, Johnson podría pasar el resto de su vida en la cárcel.


Redacción de Perfil.com