INTERNACIONAL PRESIDENTE CONTENTO

A Trump le arman un 'diario de Yrigoyen' con noticias positivas sobre él

Según indicó un medio estadounidense, el mandatario recibe dos dossiers diarios. Qué contienen.

EE.UU. lanzó la bomba no nuclear más poderosa en Afganistán.
EE.UU. lanzó la bomba no nuclear más poderosa en Afganistán. Foto: AFP

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, es conocido en el mundo entero por sus excentricidades y su forma de hacer las cosas, a menudo bastante abrupta y explosiva. Recientemente se filtró una nueva curiosidad sobre el mandatario: todos los días recibe dos carpetas llenas de noticias positivas sobre él.

El sitio Vice News obtuvo la información de tres fuentes que trabajaron en la Casa Blanca. La primera de las carpetas, que contienen de media entre 20 y 25 hojas, se prepara a las 9:30 de la mañana y la segunda a las 16:30 horas. Antes de que fueran despedidos, el "honor" de entregar ese documento al presidente estadounidense era del ex jefe de Gabinete, Reince Priebus, y de su ex portavoz, Sean Spicer.

¿Qué hay exactamente en esos dossiers? Según pudo saber ese medio, capturas de pantalla de zócalos positivos de canales de noticias, tuits en los que se lo admira, transcripciones de entrevistas televisivas aduladoras, notas periodísticas en las que se lo elogia y a veces fotografías de Trump en la televisión en las que se lo ve poderoso. En la Casa Blanca se refieren a ese conjunto de información "los documentos de propaganda".

En los días en las que no hay demasiada información positiva, los que se encargan de armar esos documentos le piden al Comité Nacional Republicano (RNC) fotografías de Trump. "Tal vez sea bueno para el país que el presidente esté de buen humor por la mañana", fue el análisis de un ex funcionario del RNC.

Sin embargo, Spicer afirmó que esta información que publicó Vice News "no es precisa en muchos niveles" aunque no quiso referirse a qué tipo de documentación compartió con el jefe de Estado. 

Una fuente actual de la Casa Blanca afirmó que la idea de estas carpetas fue de Priebus y Spicer debido a que sabían que estaban en la cuerda floja y querían hacer buena letra. Supuestamente, después de la salida de ambos del Gobierno estos documentos se elaboran de forma menos frecuente, y sobre todo después de eventos públicos.