INTERNACIONAL COMUNICADO CONJUNTO

UE y China, los nuevos líderes contra el cambio climático

El gigante asiático, mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, pero también el principal inversor del mundo en energías renovables, y la Unión Europea, con las leyes ambientales más avanzadas, acordaron profundizar el Acuerdo de París, ante la decisión tomada por el presidente norteamericano.

Conferencia de prensa. Los presidentes de la Comisión y del Consejo Europeos, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, flanquean al primer ministro chino, Li Keqiang, tras la cumbre.
Conferencia de prensa. Los presidentes de la Comisión y del Consejo Europeos, Jean-Claude Juncker y Donald Tusk, flanquean al primer ministro chino, Li Keqiang, tras la cumbre. Foto:AFP
China y la Unión Europea decidieron ayer ser las nuevas abanderadas de la lucha contra el cambio climático, tras la decepción global que provocó la decisión de Donald Trump de retirar a Estados Unidos del Acuerdo de París, que en 2015 unió al mundo en un intento por contener el aumento de la temperatura global por debajo de los dos grados Celsius.
En la que según el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, fue “la más exitosa, fructífera y prometedora” cumbre bilateral de la historia, Beijing y Bruselas mostraron una unidad que, según el primer ministro chino, Li Keqiang, “será muy útil para un mundo cada día más inestable”.

China es el mayor emisor mundial de gases de efecto invernadero, pero también el principal inversor del mundo en energías renovables. Su proceso para convertirse en un líder mundial en la materia empezó hace unos años en el contexto de una reorganización política y el aumento de la protesta pública para que el gobierno se ocupara del problema de la contaminación

“Al día de hoy, intensificamos nuestra cooperación sobre el cambio climático con China”, agregó Tusk, que recibió en Bruselas, junto al titular de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, al primer ministro Li Keqiang.

China y la UE creen “en la plena aplicación, sin matices, del acuerdo climático de París”, dijo Juncker, para quien “no puede haber retrocesos”.
Por su parte, Tusk subrayó que “la lucha contra el cambio climático, y toda la investigación y progreso que traerá consigo, seguirá avanzando, con o sin Estados Unidos” y, en una abierta crítica a Trump, aseguró que los lazos entre Bruselas y Washington “son más duraderos que las últimas y desafortunadas decisiones del nuevo gobierno” norteamericano.

Aislado. Al sacar a Estados Unidos de su rol de líder global en cuestiones climáticas al que lo había llevado Barack Obama, Trump dejó el espacio vacante para que otros asuman ese liderazgo, en particular la UE y China.
El acuerdo, adoptado en diciembre de 2015 por 195 países, fue impulsado inicialmente por Obama, y el presidente chino Xi Jinping.
La decisión de Trump envía un mensaje inequívoco al mundo: Estados Unidos primero (America first) puede significar Estados Unidos en solitario. Y demuestra que Estados Unidos está dispuesto a alejarse de la coalición que formó hace apenas 18 meses, de la que ahora sólo quedarán fuera Estados Unidos, Siria y Nicaragua.
Hasta Corea del Norte suscribió el acuerdo.

Vaticano: “Un desastre para la humanidad”
La salida de Estados Unidos del Acuerdo de París es “un desastre para la humanidad y el planeta”, dijo ayer el arzobispo argentino Marcelo Sánchez Sorondo, canciller de la Pontificia Academia de las Ciencias del Vaticano. Para Sánchez Sorondo, la decisión de Trump va “contra lo defendido por el papa Francisco” en su encíclica Laudato si (Alabado seas) sobre la protección del medio ambiente.
Agregó que también va “contra la ciencia, contra el consenso científico que hay en relación con esta materia. Esta decisión es terrible dada la importancia de los Estados Unidos”, dijo el cardenal argentino. Sánchez Sorondo también criticó que, a su juicio, la decisión de Trump haya tenido motivos económicos. “Hay que preguntarse cuáles son las cosas que mueven al presidente de Estados Unidos, naturalmente son los grupos petrolíferos que lo han apoyado en la campaña, que tienen influencia en él”, concluyó.

Tillerson pide ‘perspectiva’
El secretario de Estado, Rex Tillerson, aseguró ayer que Estados Unidos mantendrá sus esfuerzos unilaterales para reducir las emisiones de gas de efecto invernadero, a pesar de la retirada del Acuerdo de París sobre cambio climático. Al recibir al canciller de Brasil, Aloisio Nunes, en el Departamento de Estado, Tillerson dijo que Estados Unidos tenía “antecedentes espectaculares” en materia de reducción de emisiones que impulsen el calentamiento global. En referencia a la ola de preocupación a nivel global por la salida de Washington del acuerdo de París, Tillerson pidió que la comunidad internacional “mantenga la perspectiva. Creo que es importante que todos reconozcan que Estados Unidos tiene antecedentes espectaculares en materia de reducción de emisiones. Es algo de lo que podemos estar orgullosos, por todo lo que hemos hecho sin el Acuerdo de París”, expresó.
Por eso, “no pienso que vayamos a cambiar nuestros esfuerzos para reducir esas emisiones en el futuro, y así espero que todos puedan mantener la perspectiva”, señaló. El anuncio de la salida estadounidense del acuerdo de París sobre el clima provocó una ola de críticas de la comunidad internacional.

Agencias