INTERNACIONAL EX GERENTE DE PETROBRAS


Un delator dice que Lula y Dilma sabían del Lava Jato

Un ex directivo de la petrolera, ya condenado, declarará contra el líder del PT y la mandataria a cambió de una reducción de pena.

Protesta. El ex presidente en un seminario que se realizó en una central sindical de San Pablo.
Protesta. El ex presidente en un seminario que se realizó en una central sindical de San Pablo.
Foto:Cut
El diario Estado de Sao Paulo reveló ayer que un ex directivo de Petrobras, condenado a más de cincuenta años de cárcel por el escándalo de corrupción en la petrolera estatal, negocia una “delación premiada” en la que afirmará que Lula da Silva y Dilma Rousseff estaban al tanto del Lava Jato.
Ex director de Servicios de Petrobras, Renato de Souza Duque, el “hombre del PT” en el esquema de “propinas” de la petrolera, retomó las negociaciones para un acuerdo de colaboración premiada.
Según el diario, el contenido de las declaraciones de Souza Duque, preso desde hace un año y cinco meses en Curitiba, involucra al PT, a Lula da Silva y a Dilma Rousseff en la cartelización de licitaciones, y la distribución de dinero a dirigentes políticos, que la Justicia brasileña investiga en Petrobras.
El Instituto Lula evitó cualquier reacción a las informaciones. “No comentaremos supuestas negociaciones de delaciones para obtener beneficios judiciales”, afirmó en una nota oficial.

Pruebas. Estado afirma que Lula es uno de los puntos centrales de las negociaciones con la fiscalía. Además de confirmar que el ex presidente conocía el esquema, Souza Duque tendría “pruebas documentales” para presentar.
De ser aceptada, la delación del ex directivo de Petrobras sería la primera en vincular directamente a Dilma, que ya es investigada por “obstrucción de la Justicia”, con la corrupción en la petrolera, que se extendió, según las investigaciones, entre 2004 y 2014.
De acuerdo con la reconstrucción de la Fiscalía, en Petrobras, directivos apoyados por los partidos, en particular el PT y el PMDB, del presidente en ejercicio Michel Temer, tenían orientación expresa de sus “padrinos políticos” de ayudar a los partidos a recaudar fondos de empresas beneficiadas por licitaciones.
Los investigadores ya comprobaron desvíos de entre uno y tres por ciento en obras como la refinería Abreu e Lima, en Pernambuco, con un costo estimado de seis mil millones de dólares, o la construcción de plataformas marítimas de exploración de petróleo, valuadas en más de siete mil millones de dólares.

Agencias