INTERNACIONAL TIENE INVERSIONES EN ARGENTINA

Un empresario que se enriqueció aliado al poder

.

Joesley Batista, el hombre que puso contra las cuerdas al presidente Michel Temer, es uno de los empresarios más ricos de Brasil. Comanda el emporio JBS, el mayor productor de carne bovina del mundo y de proteína animal cárnica, junto a su hermano Wesley. Fue el responsable del proceso de expansión e internacionalización del grupo económico, que fundó su padre en 1953 pero que pegó un salto cualitativo durante los gobiernos de Luiz Inácio Lula da Silva, cuando el BNDES le otorgó créditos blandos para expandir sus operaciones.

Batista ostenta una fortuna de 950 millones de dólares y fue catalogado en el puesto 66º de los empresarios más ricos de Brasil, según la revista Forbes. Su empresa tiene presencia en más de cien países, donde emplea a 125 mil personas. Entre sus inversiones se destaca la compra de Swift Armour en la Argentina –tiene cuatro plantas en Rosario–, en Estados Unidos y Europa.

Cuenta en su cartera de activos con marcas como Swift, Cabaña Las Lilas, Friboi, Maturatta, Pilgrims, Gold Kist Farms, Pierce y 1855, y participa del procesamiento de carnes bovina, porcina, ovina y de pollo y de cueros. Además, es dueño de Alpargatas –su producto insignia son las Havaianas– y comercializa productos de higiene, limpieza, colágeno, embalajes metálicos y biodiésel.

Batista también es un habitué de las revistas del corazón. Se casó en 2012 con la periodista Ticiana Villas Boas, y a la fiesta en San Pablo acudieron famosos y políticos, entre ellos el entonces vicepresidente Michel Temer, a quien grabaría cinco años después para delatarlo ante la Justicia.

Agencias