INTERNACIONAL OLA QUE CRECE

Un gigante de los casinos, amigo de Trump, renuncia por acoso sexual

El magnate Steve Wynn, nombre fuerte del juego en Las Vegas, fue hasta hace poco el jefe de finanzas del Partido Republicano.

Steve Wynn
Steve Wynn Foto:AFP
El magnate de casinos de Las Vegas Steve Wynn anunció su renuncia como director ejecutivo de su compañía Wynn Resorts tras ser acusado de acoso sexual. "En el último par de semanas me he visto en el centro de una avalancha de publicidad negativa", dijo el empresario en un comunicado. "Tras reflexionar sobre el ambiente que ello ha creado, uno en el que corren los juicios apresurados sobre todo lo demás, incluyendo los hechos, llegué a la conclusión de que no puedo seguir cumpliendo en forma efectiva mis presentes funciones", agregó. "Tras reflexionar sobre el ambiente que ello ha creado, uno en el que corren los juicios apresurados sobre todo lo demás, incluyendo los hechos, llegué a la conclusión de que no puedo seguir cumpliendo en forma efectiva mis presentes funciones", agregó.

La dimisión se produce unos 10 días después de la publicación de acusaciones de agresión sexual por varias empleadas de su grupo, y que él desmiente. Wynn ya había abandonado, después de esas publicaciones, sus funciones como responsable de las finanzas del Partido Republicano. El magnate había sido designado en el cargo luego de la llegada de Donald Trump a la Casa Blanca.

Decenas de personas acusaron al millonario de los casinos de Las Vegas de mantener durante décadas una conducta inapropiada, con acusaciones de presuntas presiones sexuales al personal, reportó el diario The Wall Street Journal.

Wynn, un exrival de negocios convertido en aliado político de Trump, rechazó las acusaciones y señaló a su exesposa Elaine como instigadora para que lo acusaran en una "terrible y sucia demanda" que busca revisar su acuerdo de divorcio. Las acusaciones incluyen a una manicurista casada que dijo que Wynn la forzó a tener sexo poco después de que abriera en 2005 su hotel insignia Wynn Las Vegas, y a quien después acordó pagar 7,5 millones de dólares. "La idea de que yo ataqué alguna vez a alguna mujer es absurda", dijo Wynn en ese momento.