INTERNACIONAL

Un incendio causó graves estragos en una milenaria ciudad tibetana

Hubo 2.400 evacuados y 240 viviendas y negocios destruidos. Se perdieron, también, valiosas reliquias culturales y obras de arte.

Foto:AFP

agencias

Casi todo el legendario y milenario pueblo tibetano de Dukezong, ubicado en la localidad de Shangri-la, en Yunnan, al sur de China, fue consumido ayer por un voraz incendio.
Más de 240 viviendas se derrumbaron por las llamas y miles de personas debieron ser evacuadas.

Aunque el daño material aún está siendo evaluado, Xinhua confirma que muchos negocios y numerosas reliquias culturales como thangkas (tapices) y otras obras tibetanas de enorme valor resultaron destruidos, al igual que las conservadas estructuras.
La localidad de esta ciudad, cuyo nombre significa “la ciudad de la luna” , se llamó anteriormente Gyaitang Zong, pero cambió su nombre en 2001 a Shangri-La, con la esperanza de atraer turistas por la referencia a la mítica región Himalaya descrita en la novela Horizontes Perdidos, de James Hilton, en 1933.

Desde entonces el condado se ha beneficiado de los ingresos por concepto del turismo ya que se trata de uno de los enclaves  tibetanos más relevantes de China.
Fue construida hace 1.300 años y aún conservaba algunas de las más antiguas viviendas de esta etnia en pie, lo que ha propiciado a lo largo de los años gran afluencia turística.

Según confirmó la televisión nacional china, CCTV, más de 2.000 bomberos fueron trasladados para extinguir el incendio, que ha provocado que 2.400 personas hayan tenido que ser evacuadas, sobre una población permanente de 3.000.
Las casas de Dukezong,  que fue una importante parada de la Ruta de la Seda por el sur -también conocida como la “ruta antigua del té y el caballo”- están construidas en su mayoría por madera, lo que ha propiciado que el fuego se propagara rápidamente en todas direcciones.
Las autoridades han abierto una investigación sobre este grave incendio, si bien, por el momento, descartan que haya sido algo “premeditado”.

Al limitar con el Tíbet, la historia y la cultura tibetana en esta parte de la provincia de Yunnan tienen una fuerte presencia. La mayoría de sus habitantes son de esta etnia, si bien también residen chinos de etnia Lisu, Yi y Naxi.
Recientemente, varios monasterios de áreas tibetanas resultaron incendiados, incluido uno ubicado en la provincia de Sichuan -también colindante con el Tíbet- durante la semana pasada, según la prensa estatal. En este caso, el fuego se produjo en un monasterio budista de gran importancia, fundado en 1980, sin que se confirmara ninguna víctima.

El fuego destruyó una docena de las viviendas donde residen unos 10.000 monjes y monjas, y que lo convierten en uno de los centros de este tipo de más grandes del mundo.


Redacción de Perfil.com


Temas: