INTERNACIONAL GOLPE DE ESTADO

Un militar, presidente de Burkina Faso

Tras derrocar a Blaise Compaoré, en el poder desde 1987, el ejército de Burkina Faso superó una crisis interna y nombró como jefe del estado al ex número dos de la guardia presidencial.

Foto:AFP

Agencias
Uagadugú
El ejército de Burkina Faso, en Africa occidental, que el viernes derrocó al presidente Blaise Compaoré, que llevaba 27 años en el poder y quería extender su mandato, nombró el sábado como presidente del país al teniente coronel Yacouba Isaac Zida, luego de superar un conflicto interno que amenazó con desatar una lucha entre los militares. 

El viernes, tras la huida de Compaoré a Costa de Marfil, el jefe del Estado Mayor del Ejército, Honoré Nabere Traoré, se había autoproclamado líder de la transición, anuncio que fue desmentido por Zida pocas horas después.

La elección de Zida, hasta ahora número dos de la guardia presidencial, se produjo tras una reunión de altos mandos del Ejército celebrada el sábado en la capital del país, Uagadugú, escenario de las masivas protestas que desalojaron del poder a Compaoré.

Las divisiones en el seno del Ejército se zanjaron finalmente con un comunicado suscripto por el propio Traoré, en el que reconocía haber sido víctima de una “confusión” al haber asumido ayer el poder.

“La alta jerarquía del Ejército, tras conversaciones con el jefe del Estado Mayor, informa a la opinión pública nacional e internacional que el teniente coronel Isaac Zida ha sido elegido de forma unánime para dirigir el período de transición”, afirma el comunicado, que sostiene que “la forma y la duración” de este período de transición serán determinadas posteriormente en concertación con “todos los integrantes de la nación”.

Los integrantes de las Fuerzas Armadas remarcaron la “unión” y “cohesión” en su seno, y deploraron la pérdida de vidas humanas durante las protestas populares, que algunos medios locales han estimado en al menos treinta personas, ante la falta de cifras oficiales.

El principal hospital de Uagadugú, Yalgado Ouedraogo, admitió a noventa pacientes con heridas de bala o provocadas por las estampidas durante las manifestaciones del viernes, dijo su director, Robert Sangare.

Las protestas contra Compaoré estallaron el miércoles, cuando miles de personas se manifestaron en la capital al grito de “27 años es suficiente”, en alusión al tiempo que llevaba en el poder Compaoré, que asumió tras un golpe de Estado en 1987 y quería prolongar su mandato con una enmienda constitucional. Desde su independencia en 1960 hasta la llegada de Compaoré a la presidencia en 1987, la historia de Burkina Faso, antes Alto Volta, había sido una sucesión de asonadas militares.

Desde su exilio en Costa de Marfil, Compaoré dijo que aceptaba ser “el chivo expiatorio que el pueblo necesita para permanecer unido” y afirmó haber perdonado a quienes lo habían “traicionado”.

Las calles de Uagadugú y otras ciudades del interior del país retomaron ayer una relativa calma.


Redacción de Perfil.com


Temas: