INTERNACIONAL CONTRA LA INMIGRACION


Un papelón de Trump en su primera propaganda televisiva

Al hablar del muro con México, el spot incluye imágenes de migrantes en la frontera de Melilla, enclave español en Africa.

Si su mujer, Melania, se “inspiró” en un discurso previo de Michelle Obama en su mensaje a la convención republicana, Donald Trump fue más allá: el primer spot televisivo de su campaña –dirigido a reforzar el miedo a la inmigración– tiene imágenes de “la frontera sur”, supuestamente acechada por mexicanos, quienes en realidad corresponden a Melilla, el enclave español en Africa del Norte.

En la mitad del aviso televisivo –titulado “Dos Estados Unidos: Inmigración”– un narrador en off dice de Trump: “El va a detener la inmigración ilegal construyendo un muro en nuestra frontera sur que México pagará”. Ese tramo va acompañado por las imágenes de decenas de desesperados migrantes africanos que tratan de superar las barreras levantadas en la frontera con Melilla.

La clara sugerencia es que el video muestra la “frontera sur” de Estados Unidos con México. El sitio especializado PolitiFact encontró las imágenes originales, que corresponden al servicio televisivo del diario italiano La Repu-bblica, y fueron emitidas el 3 de mayo de 2014.


Fronteras abiertas. El aviso, titulado “Dos Estados Unidos: Inmigración”, contrapone los programas migratorios de Clinton y Trump.

Según la campaña de Trump, en los Estados Unidos de Clinton, los estadounidenses son las víctimas de un sistema amañado, la frontera está “abierta”, los refugiados sirios llegan en masa y “los inmigrantes ilegales condenados por cometer crímenes se quedan, cobran subsidios de la Seguridad Social y se saltan la fila”.

En cambio, los Estados Unidos de Trump “son seguros, los terroristas y los criminales peligrosos se quedan fuera, la frontera está asegurada, las familias están seguras”, señala el anuncio, que promete que Trump hará a “Estados Unidos seguro otra vez”.

Durante la campaña electoral, Trump prometió mano dura con la inmigración ilegal. Asegura que si es elegido presidente de los Estados Unidos deportará a los 11 millones de inmigrantes indocumentados que viven en Estados Unidos y que construirá un muro en la frontera, que hará pagar a México.

Organizaciones pro-reforma migratoria criticaron el anuncio de Trump. Según estas ONGs el anuncio demuestra que el candidato no está dispuesto a cambiar y distanciarse de la retórica xenófoba y antiinmigrante que exhibió durante la campaña electoral.


Arrepentido por sus declaraciones hirientes

Donald Trump sorprendió en la noche del jueves a propios y extraños al declararse arrepentido por las palabras hirientes que ha pronunciado durante la campaña electoral, en un intento por asumir la postura de un candidato más propenso a la búsqueda de consensos.

Las más recientes polémicas del candidato –especialmente sus choques con los padres de un capitán musulmán que murió en Irak– han afectado duramente su imagen en las encuestas.

“A veces, en el fragor del debate y hablando sobre una gran variedad de temas, no se escogen las palabras correctas y se dicen cosas equivocadas”, señaló Trump, en una declaración leída durante un acto en Charlotte, en Carolina del Norte.

“Me ha pasado y, créanlo o no, lo lamento”, dijo, levantando aplausos entre la multitud. Realmente lo lamento, y en especial cuando he causado dolor a las personas”, añadió al asegurar a sus seguidores que “siempre les diré la verdad”.



agencias