INTERNACIONAL HISTóRICO ACERCAMIENTO

Un partido de hockey sobre hielo puede cambiar la historia coreana

El presidente Moon Je-In, de Corea del Sur, y la hermana de Kim Jong-Un verán juntos el partido. Ella le llevó la invitación a una cumbre.

Corea
Corea Foto:AFP

El poderoso líder norcoreano Kim Jong-Un invitó  al presidente surcoreano Moon Jae-in a participar en una cumbre en Pyongyang, anunció Seúl este sábado. La invitación fue transmitida por Kim Yo Jong, la hermana del dirigente norcoreano que visita Corea del Sur con motivo de los Juegos Olímpicos de Invierno de Pyeongchang-2018, según un portavoz de la Casa Azul, la presidencia surcoreana. Kim se declara dispuesto a reunirse con Moon "lo más pronto posible", declaró el portavoz. El deshielo, paradójicamente, se da cuando ambas coreas están pendientes del partido de hockey sobre hielo que disputará esta noche el seleccionado con jugadoras de ambos países, en un evento histórico de acercamiento en décadas. El presidente surcoreano Moon-Jae-in y la hermana de Kim, Kim Yo Jong, han tenido varios gestos de amistad con motivo de los juegos, y hasta se especualq ue verán juntos el partido de esta noche ante Suiza, gesto de distensión que este sábado sumó la convocatoria de Kim Jong-Un a una cumbre en Pyonyang.

Si llegara a producirse, sería la tercera cumbre de este tipo después de las reuniones que el padre del actual dirigente norcoreano, Kim Jong Il, mantuvo en Pyongyang con los presidentes surcoreanos Kim Dae-jung y Roh Moo-Hyun en 2000 y 2007, respectivamente. Tras meses de silencio sobre su participación en los Juegos Olímpicos de Pyeongchang, Corea del Norte aceptó enviar al Sur atletas, artistas, animadoras y una delegación de alto nivel. Moon recibió a almorzar este sábado a Kim Yo Jong. "La enviada especial Kim Yo Jong entregó una carta personal" de su hermano que expresa su "deseo de mejorar las relaciones intercoreanas", declaró el portavoz de Moon, Kim Eui-kyeom. Oralmente le transmitió también la invitación de su hermano para "visitar el norte en el momento que más le convenga", agregó.

El presidente surcoreano milita desde hace tiempo por el diálogo con el Norte, aunque no aceptó de inmediato la invitación. Pidió que se creen "las buenas condiciones" para la visita y apeló al Norte a buscar de una manera más activa el diálogo con Estados Unidos, agregó. "Es absolutamente necesario que el Norte y Estados Unidos inicien conversaciones rápidamente", dijo el presidente surcoreano, citado por su portavoz. Estados Unidos insiste en que Corea del Norte debe dar muestras de que está dispuesto a una desnuclearización antes de cualquier negociación, lo que Pyongyang rechaza. Mientras tanto, la expectativa por el partido de hockey sobre hielo ante Suiza es enorme, ya que será la primera vez en 27 años que las dos Coreas compiten juntas.