INTERNACIONAL


Un pasajero se sacó una foto con el secuestrador del avión

“Debe ser la mejor selfie de la historia”, bromeó tras el incidente. El reto de su madre.


Foto:Twitter

Benn Innes, un británico de 26 años que se encontraba a bordo del avión EgyptAir que fue secuestrado ayer en un vuelo doméstico, tomó la insólita decisión de fotografiarse junto al presunto terrorista. La “selfie” se viralizó al instante.

“Si la bomba era real, no tenía nada que perder”, declaró Innes, nacido en Aberdeen, Escocia, al diario sensacionalista The Sun. El pasajero explicó que su objetivo era everiguar si el cinturón con explosivos era verdadero.

 

 

A través de un miembro de la tripulación que hizo las veces de traductor, Innes le preguntó al secuestrador, identificado como Seif Edin Mustafá, si podía sacarse una foto con él. “Asintió encogiéndose de hombros, así que me puse a su lado y sonreí para la cámara mientras una azafata tomaba la foto", releató Innes, quien asegura que respiró más tranquilo tras ver la imagen en su teléfono, dado que “era muy probable que la bomba fuera falsa”.

Para agregarle aún más color a la historia, el diario The Telegraph informó que la madre de Benn, tras recibir la foto que su hijo le envío desde el avión secuestrado, lo reprendió por llamar la atención y aclaró que la foto que difundió “no es una selfie” dado que “puede verse claramente que fue tomada por un tercero”.

 

Finalmente pudo comprobarse que los explosivos eran falsos, y que el único objetivo de Mustafa era llamar la atención de su ex esposa, quien se encontraba en Chipre. Es por eso que hasta allí hizo desviar el avión, que había partido de Alejandría con rumbo a El Cairo.

“No es un terrorista, es un idiota”, sentenció el canciller egipcio, Sameh Shoukry, tras conocer los detalles del incidente. Benn Innes, sin embargo, parece haber salido satisfecho: “debe ser la mejor selfie de la historia”, opinó sobre su hazaña.



Redacción de Perfil.com