INTERNACIONAL BALEADO POR LA POLICIA


Un video refuerza la tesis del asesinato racial en Charlotte

.

Protesta. Cientos de jóvenes cuestionaron el gatillo fácil.
Protesta. Cientos de jóvenes cuestionaron el gatillo fácil. Foto:AFP
La viuda de Keith Lamont Scott, un afroamericano de 43 años que murió el martes tras recibir varios disparos de un policía de Charlotte, publicó ayer un video le pide a los agentes que no disparen contra su esposo porque, según dice, estaba desarmado.
Rakeyia Lamont Scott grabó las imágenes que emitió en exclusiva el canal NBC News, en el que no se ve el momento en el que su esposo fue abatido por la Policía, pero sí se escucha a la mujer: “No disparen, no está armado, no les hará nada”.
La mujer les explicó a los uniformados que Scott había tomado su medicina para tratar la lesión traumática cerebral que padecía.
En las imágenes, se observa a varios agentes apuntando al automóvil en el que estaba Scott y la mujer le pide a su esposo que no les permita que “rompan los cristales” y salga del vehículo.
Luego, se oye a un policía advirtiendo al afroamericano que tire el arma y posteriormente se escuchan cuatro disparos.
“¿Le dispararon? ¿Le dispararon?”, les grita entonces Rakeyia.
Las imágenes, de dos minutos y doce segundos de duración, muestran posteriormente al afroamericano tendido en el suelo y rodeado de policías.
La policía de Charlotte enfrentó en las últimas horas una fuerte presión para publicar otro video que habría registrado más claramente cómo fue el asesinato, tras la tercera noche consecutiva de manifestaciones que desafió el toque de queda. “El video debe ser publicado”, había afirmado la alcaldesa de Charlotte, Jennifer Roberts.
La noche del jueves, cientos de personas marcharon por las calles de Charlotte, en Carolina del Norte, bajo la vigilancia de las fuerzas del orden pese a que regía un toque de queda. Durante las protestas hubo episodios de violencia esporádicos, en los que los uniformados dispersaron a un grupo de manifestantes con gases lacrimógenos.
El jueves, la policía aceptó mostrar a los padres de Keith Lamont Scott, de 43 años, las imágenes registradas durante su muerte el martes. Pero no llegaron a esclarecer el principal punto de discordia entre la policía, que afirma que Scott tenía un arma en la mano, y sus familiares, quienes aseguran que se trataba de un libro.
Por su parte, el jefe de la policía local, Kerr Putney, aseguró haber tomado nota de las demandas sobre la publicación del video, visto “como la panacea” de la investigación. “Si lo publico como está y sin ponerlo en un buen contexto, puede poner leña al fuego y empeorar la situación. Eso multiplicaría la desconfianza”, añadió.

Detenido. La policía apresó ayer a un hombre sospechoso de matar a otro manifestante, que protestaba por la muerte de Scott. Justin Carr, un afroamericano de 26 años, fue alcanzado por un disparo. El jefe de policía, Putney, no facilitó la identidad del detenido y dijo desconocer si tenía algún vínculo con Carr

Agencias