INTERNACIONAL DE LA ODEBRECHT

Una ‘donación’ dejó a Temer en el centro del escándalo del Petrolão

.

Gesto. Un testimonio involucró al presidente en el Lava Jato, que golpea a la clase política brasileña.
Gesto. Un testimonio involucró al presidente en el Lava Jato, que golpea a la clase política brasileña. Foto:AFP
Michel Temer quedó involucrado de lleno en el Lava Jato, la investigación judicial de la corrupción en torno a Petrobras que ha puesto en jaque en los últimos dos años a gran parte de la clase política de Brasil.
El presidente brasileño fue acusado por un arrepentido de la Odebrecht, la gigantesca constructora cuyo titular está preso por el escándalo, de haber pedido a la compañía sobornos por unos tres millones de dólares para su partido, el PMDB, en 2014.
Temer, que sucedió a Dilma Rousseff luego de que la presidenta fuera destituida por el Congreso, acusada de violar la Constitución, divulgó en la madrugada de ayer un comunicado en el cual negó “con vehemencia” las acusaciones.
“El presidente Michel Temer rechaza con vehemencia las falsas acusaciones de (Claudio) Melo Filho. Las donaciones hechas por el grupo Odebrecht al PMDB fueron en su totalidad hechas a través de transferencias bancarias declaradas al Tribunal Superior Electoral”, señaló un comunicado de la Presidencia enviado ayer por la madrugada.

Arrepentido. Quien reveló estas “donaciones” a la fiscalía federal fue Claudio Melo Filho, ex vicepresidente de relaciones institucionales de Odebrecht.
El testimonio de Cláudio Melo Filho alcanza directamente al mandatario brasileño, al que menciona en 43 oportunidades, y a casi toda su base aliada, incluyendo entre otros a Eliseu Padilha, ministro jefe de la Casa Civil; Renan Calheiros, presidente de la Cámara de Senadores; Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados, y Moreira Franco, secretario ejecutivo y su hombre de confianza.
Las declaraciones forman parte del acuerdo de delación premiada que 77 ejecutivos de Odebrecht alcanzaron
con la Justicia: aún deben ser homologadas por la Corte,
pero comenzaron a filtrarse a la prensa.
Según Melo Filho, Temer actúa en forma “indirecta” en la recaudación para el PMDB, pero tuvo un papel “relevante” en 2014 cuando, según él, pidió diez millones de reales directamente a Marcelo Odebrecht, titular de la compañía, durante una cena.
Marcelo Odebrecht está detenido desde junio de 2015, y en marzo de este año fue condenado por el juez Sergio Moro a más de 19 años de
prisión por haber pagado más de 30 millones de dólares en sobornos.  
El “arrepentido” afirmó que él mismo entregó el dinero en la oficina del abogado José Yunes, amigo y asesor especial de Temer durante la campaña presidencial de 2014, en la que el actual mandatario se presentaba como vicepresidente de Dilma Rousseff. No se sabe todavía quién le dio esa plata.
Por su parte, según voceros de la presidencia, el abogado Yunes dijo que nunca recibió de Odebrecht cantidad alguna de dinero para la campaña de 2014, ni se reunió con Claudio Melo Filho en sus oficinas de San Pablo.

Agencias