INTERNACIONAL INTERNACIONAL

Misteriosa muerte de una argentina en Buzios: sospechan de su marido

Luciana Farías vivía en Buzios y se habría suicidado. Su familia duda: el viudo ya había sido condenado por un femicidio en 1998.

Una joven fue alla muerta en Brasil: se sospecha del marido.
Una joven fue alla muerta en Brasil: se sospecha del marido. Foto:Télam
La joven catamarqueña Lucía Farías fue encontrada muerta en un complejo habitacional de la localidad brasileña de Buzios, donde vivía con su esposo, Pablo Angelina. Si bien las autoridades de ese país dispusieron la autopsia para determinar las condiciones de su muerte, su familia descree de la versión del viudo y niega que se trate de un suicidio.

La familia de Farías sospecha que Angelina la mató, en especial si tienen en cuenta que ya había sido condenado por matar a balazos a una pareja anterior, en 1998. El matrimonio se había casado en septiembre.

El cónsul argentino de Río de Janeiro, Alejandro Suárez Hurtado, explicó a la Agencia Télam, que las investigaciones policiales de Buzios dijeron que el cuerpo se encontraba colgada de una cuerda, en una casa en la que vivían con su pareja y que, en principio, “existe una sospecha de suicidio”.

Los familiares de Farías viajaron hoy a Río de Janeiro, acompañados por su abogado, Luciano Rojas. Van a reconocer el cuerpo acompañados por las autoridades de la Embajada Argentina en Brasil.

Mensajes. El hermano de Luciana amenazó a Angelina, seguro de que el hombre sería el responsable de la muerte de la mujer. Carlos Alberto "Narigón" Farías, quien tiene dos condenas por robos, escribió en su muro de Facebook un fuerte mensaje para su cuñado: "Mataste a mi hermana hijo de mil puta. Mataste a uno de mi sangre, pero se acabó para todo. Ya basta de ser bueno. Me acabás de despertar violador asesino", escribió.

Por su parte, Angelina, publicó en los últimos días confusos mensajes en su perfil. Ese día contó que le habían robado el "chip" de su teléfono, no su celular "Recuerden que me encuentro en otro país y es grave no poder comunicarse", advirtió el 1 de enero.

"Esperanza!!! Confío en que Dios me ayudará" y "A seguir luchando, Dios hará reflexionar y obrará", posteó el 2 de enero. Hubo otra más llamativas: "Guardaré mi dolor, el año no comenzó nada bien y sigue dándome batalla… trataré de poner todo para salir de lo que es un laberinto, Dios nunca me abandonó, sé que puedo contar con ustedes".