INTERNACIONAL

Una nave rusa fuera de control podría caer sobre cualquier lugar de la Tierra

El Progress M-27M debía proporcionar suministros a la Estación Espacial Internacional.

Foto:NASA

La agencia espacial rusa no logró estabilizar una nave especial de carga que sigue orbitando fuera de control, pero los astronautas en la Estación Espacial Internacional dijeron que se las arreglarán sin el envío de agua, alimentos, ropas y equipos.

Los tripulantes Scott Kelly, estadounidense, y Mijaíl Kornienko, ruso, dijeron a la agencia AP que los controladores de vuelo abandonaron los esfuerzos por controlar el carguero.

La Progress M-27M, no tripulada, fue lanzada al espacio el martes y estaba previsto que se anclase a la Estación Espacial Internacional seis horas más tarde para entregar 3 toneladas de suministros, inclusive alimentos y combustible. La agencia espacial rusa y la NASA dijeron que los seis astronautas a bordo de la Estación Espacial tienen suficientes suministros y no están en peligro.

Kelly dijo que la nave de carga reingresará en la atmósfera pronto, sin precisar cuándo. Se anticipa que se incinerará al entrar en la atmósfera tal como ocurre con todos los Progress después de descargar sus suministros y ser cargados con desechos para el viaje sin retorno.

"Estaremos bien", afirmó el estadounidense, después de pasar un mes de la misión de un año, que será récord para la NASA. "El programa toma recaudos para este tipo de situaciones. Pero lamentan muchísimo cuando ocurren". Kornienko comentó que la pérdida de la nave era motivo de "gran preocupación", pero manifestó confianza absoluta de que las operaciones seguirán tal como estaba previsto hasta la llegada de la carga siguiente. La compañía privada SpaceX planea enviar una nave con suministros en junio.

Es la segunda nave de carga que se pierde en los últimos seis meses. En octubre, una explosión en el momento del lanzamiento destruyó una nave que Orbital Sciences Corp. se proponía enviar a la estación en órbita.

SpaceX es actualmente la única abastecedora de la NASA. La Agencia Espacial europea también envía periódicamente naves de carga y se propone una para mediados de año. Seis personas habitan actualmente la estación internacional: tres rusos, dos estadounidenses y un italiano.


Redacción de Perfil.com