INTERNACIONAL ROCES

Una ONG de Obama busca defender su legado y bloquear la agenda de Trump

Se trata de Organizing for Action. Una de sus ideas principales es impulsar medidas como la ley Obamacare. Con 240 sucursales en el país, quiere fomentar el activismo.

Obama
Obama Foto:Cedoc

La organización sin fines de lucro Organizing for Action, que ayudó a lanzar la reelección de Barack Obama en 2012, está generando más desunión y polémica en el Partido Demócrata, sobre todo tras el reciente relanzamiento de la ONG con su nueva misión de bloquear la agenda de Donald Trump

Organizing for Action, que se dedica al activismo social estadounidense, anunció en febrero que regresa con un nuevo impulso para defender políticas de la presidencia de Obama, como la ley de salud médica accesible Obamacare, y entrenar más organizadores comunitarios para combatir las medidas del Congreso y la Casa Blanca, donde hay mayoría republicana. 

Esta agenda se parece mucho a las metas que los demócratas han expresado tras la derrota inesperada de Hillary Clinton hace cuatro meses, un punto que ha dejado muchos sinsabores en el partido  y la falta de un plan para reunirse. 

Además, con 240 sucursales por todas partes del país, la ONG tiene las fuerzas que necesita para poder competir con el partido por la atención de votantes angustiados con la presidencia de Trump.

El Comité Demócrata se atrofió mucho mientras que Obama creaba su propia organización política. OFA ha hecho mucho para organizar líderes comunitarios y ayudó a Obama, pero nunca se integró con el partido. Ellos [demócratas] tienen razón para estar preocupados”, dijo a PERFIL Jonathan Allen, un comentarista político que ha cubierto política nacional para Político, Bloomberg y Vox

Independencia. La ONG, dirigida por varios ex funcionarios de Obama en la Casa Blanca, dice que no tiene planes para sustituir o competir con los demócratas, sino que ve un espacio para educar y apoyar a más organizadores comunitarias y movilizar votantes. “OFA llena un rol único. Por eso estamos trayendo miles de personas nuevas que no han estado involucradas antes y las estamos conectando con nuestra red nacional de organizadores comunitarios. Queremos verlos traer cambio a sus comunidades”, dijo Jesse Lehrich, director de comunicaciones de OFA y ex vocero de la campaña de Clinton.  

Organizing for Action es el sucesor de Organizing for America, un grupo con una misión similar alojado en el Comité Demócrata. Organizing for America fue idea de Obama y sus asesores tras su primer triunfo electoral en 2009 para ayudar a promover sus prioridades políticas, pero para su segunda elección decidió lanzar Organizing for Action fuera de los poderes de los demócratas. 

“La organización empezó para apoyar al presidente más allá de lo que hacía el partido porque él no confiaba mucho en ellos, pero él también fracasó en su esfuerzos con OFA. Los demócratas han estado perdiendo a todos niveles del gobierno desde su elección mientras él intentaba crear una mejor alternativa al partido, así que algo sigue sin funcionar”, explicó Allen. 

Obama y el Comité. Mientras Obama ha expresado que no tiene ningún plan político, él y su esposa mantendrán su imagen pública como los directores de la Fundación Obama, donde planean organizar programas sin fines de lucro y seguir promoviendo iniciativas de su presidencia. Los Obama además estarán ocupados escribiendo dos libros sobre el tiempo que pasaron en la Casa Blanca. Obama y Michelle han firmado un contrato de 60 millones de dólares, más del doble que otros ex mandatarios. La parte política quedó en manos de Thomas Pérez, secretario que ganó el puesto de presidente del Comité Nacional Demócrata. 

¿Barack, presidente francés?

Los organizadores de la campaña exhortan al ex presidente estadounidense Barack Obama a que se sume a la contienda presidencial en Francia. 

El petitorio en internet tiene ya más de 45 mil firmas y los organizadores esperan alcanzar un millón para el 15 de marzo.

La campaña para los comicios presidenciales de abril-mayo está dominada hasta ahora por una investigación por corrupción al candidato conservador François Fillon, y los organizadores dicen que quieren inyectar humor al proceso. 

Aunque es enormemente popular en Francia, Obama no tiene posibilidades de éxito. No es francés y por ello no puede tomar parte en la contienda. 

De todas maneras, Sarah Wachter, una estadounidense que reside en Francia desde 1999, dice que el petitorio es una señal positiva para el país. 


Sabrina Rodríguez